Torni Segarra

Seleccionar página

* Siempre quieres el conflicto, la guerra.

Es tu libertad, pero sufrirás las consecuencias -como ya te pasó-.

 

* Los gritos quiere decir que hay desesperación, desbordamiento.

¿Qué podemos hacer?

Ser afortunados y darnos cuenta de la alteración, comprenderla y así que llegue la inteligencia, que es orden, armonía, compasión, amor.

 

* La vida, la mente, es una totalidad.

Por eso, no hemos de agarrarnos a nada ni a nadie.

 

* ¿No has visto los dos pies destrozados de una joven bailarina de ballet?

 

* «Para el sabio ve el ser en todos lados».

Porque tiene amor. No quiere el conflicto, la jarana, con su sus infinitos argumentos -ideas, conceptos, teorías-.

 

* Manden los que manden. Van a ser ‘esos pervertidos’.

Así que, no puedo confiar con nadie.

Sólo yo y lo que me toca vivir. Tengo bastante.

Mis molestias, humillaciones, no pueden provocarme que me convierta en un violento guerrero.

 

* «No es lo que entra en el cuerpo por la boca o accede a la mente a través de los ojos y los oídos lo que contamina al hombre. El hombre sólo es contaminado por el mal que puede originarse en el corazón, y que encuentra expresión en las palabras y hechos de tales personas impías. ¿No sabéis que es del corazón de donde salen los malos pensamientos, los malvados proyectos de asesinato, robo y adulterio, junto con los celos, el orgullo, la ira, la venganza, las injurias y el falso testimonio? son precisamente esas cosas las que contaminan a los hombres». UB.

El trabajo está en verlo, comprenderlo y la acción instantánea, total.

 

* El trabajo es: poner orden dentro de nosotros.

Y eso llegará a los demás.