Torni Segarra

Seleccionar página

* «¿Para ellos es comida, pero para ti que es?».

Es un pescado que sacan de las aguas para alimentarse y poder sobrevivir.

Como hacemos nosotros con toda clase de animales.

 

* “Yo toda mi vida voy a extrañar a mi amor tiene un mes que falleció”.

Ya pasará esa angustia que parece sinsentido, que es la muerte. Pero sí que tiene sentido: sin la muerte no hay vida.

Otra cosa es, que la vida no tenga ningún sentido. Nacer, crecer, envejecer y morir. ¿Para qué?

 

* Si amaramos de verdad a una persona que sea muerto. Estaríamos felices.

Porque sabríamos que eso -la muerte- es así: el fin. Y todo lo que hagamos para compréndela u olvidarla, no va a servir de nada.

El tiempo lo sana todo. Y en eso está el orden de la renovación de la vida, que está sucediendo a cada instante: nacer y morir.

 

* Los locos, los esnobs, es lo que hacen. Hay muchos: los toreros, los domadores de fieras, los escaladores, los corredores de motos y coches. Todos tienen la misma manía: poner en peligro sus vidas.

 

* «…La belleza del hecho de aprender, es que no sabes…».

Cuando uno sabe. Sino muere a eso que sabe, es cuando no sabe.

 

* «Nuestro saber sobre la conciencia no equivale a saber ni a comprender eso que llamamos conciencia».

¿Entonces para qué la nombramos como si fuera dios?

 

* «Bendito serás tú en la ciudad. 4 Bendito el fruto de tu vientre, el fruto de tu tierra, el fruto de tus bestias, la cría de tus vacas y los rebaños de tus ovejas. 5 Benditas serán tu canasta y tu artesa de amasar. 4Deuteronomio 5 Bendiciones de la obediencia”.

Y bendita será tú muerte. Para que la vida prosiga.