Torni Segarra

Seleccionar página

* «Que todos los seres estén protegidos de cualquier daño interno o externo».

¿Es eso posible?

No es posible, porque todos los seres -animales, vegetales, personas, insectos- se comen unos a otros.

Es decir, si los animales no se comieran unos a otros la vida no podría ser.

 

* El perro, tal vez, sabe que alguien se lo va a consentir todo. Más o menos como hacemos las personas.
Pero existe la equivocación.

En este caso, cuando un perro mea levantando la pierna a un lado, lo hace para marcar su territorio.

 

* ¿Cómo puedes englobar a la guerra con ‘Los protocolos de los sabios de Sion’?

 

* Los que gobiernan el mundo, son los más ricos y poderosos. Las reinas y los reyes tienen palacios, propiedades, de todo. Tienen millones en los bancos escondidos.

Nos gobiernan también la Coca-Cola, Google, Twitter, McDonald, la Ford, Mercedes, las tabaqueras. Y los banqueros.

No es que manden de hecho -ahí están los gobiernos soberanos-. Pero tienen mucho poder y dinero. Es decir, los que mandan de verdad son como una manada de amigos que no se muerden entre ellos.

Y cuando un país, que es adicto a esos ricos poderosos, hace la guerra. Todos esos ricos poderosos le ayudan a su manera para defenderlo, apoyarlo. Todo silencioso, pero implacable.

 

* Uno de los grandes males, es la superstición. ¿Sabes por qué? Porque la superstición creó la Inquisición, inventó a todas las vírgenes que hay por todo el mundo. Invento a todos los santos, a la reencarnación, a los poderosos gurús, al Vaticano y sus cardenales y el Papa. Inventó el cielo, el infierno, satanás, y al buen dios.

Y todo eso nos divide, fragmenta, nos confunde y nos llena de desorden. Donde el amor no puede operar.

 

* Todos tenemos problemas y los vamos a seguir teniendo. Aunque somos afortunados. Porque sabemos cómo enfrentarnos a los problemas -que son los retos que nos llegan–.

Sólo hemos de comprender cómo funciona, opera la vida. Y también como opera y funciona el pensamiento, el ‘yo’, la mente.