Torni Segarra

Seleccionar página

* Ver el futuro es muy fácil.

Como no cambiamos. ¿Qué haremos ahora con nuestros problemas que tienen todos los países, toda la humanidad?

Haremos lo que han hecho desde hace doscientos mil años las personas, que tenían problemas: pelear, discutir, agredirse, herirse, matarse.

Todo ello porque así, se creían que estarían seguros, mandarían del lugar, del entorno.

Ahora sucede igual, pero con las máquinas, Internet, teléfonos, aviones, barcos repletos de bombas, proyectiles, toda clase de armas para destruirnos y destruir el lugar donde vivimos.

 

* «Toda la diversidad, todo el encanto, toda la belleza de la vida se compone de luces y de sombra».

Es decir: placer y dolor.

 

* “El mundo está gobernado por los que se encargan de que no despierte la humanidad”.

Ni los que gobiernan el mundo, ni la humanidad, no despiertan a la realidad, a la verdad. Para que todas esas guerras, la violencia por las calles, las violaciones de las mujeres, los inmigrantes que son apaleados en las fronteras donde manda el dictador de turno.

Hemos de cambiar todos. Comprender el ego, el ‘yo’, comprender el miedo, comprender la vida, el morir, la muerte de todo lo que genere división, conflicto, violencia.

 

* Estar a punto, eso no es nada.

Es como si tiene que salir el avión a la hora prevista. Y tú estás a punto de cogerlo. Pero no lo coges.

 

* Lo que sucede es que, a sabiendas que no existe una verdad única.

Todos dicen que tienen la verdad.

 

* ¿Podemos decir que nuestro cuerpo es una ilusión? Al igual que el sol, la luna, la tierra, el ordenador donde escribimos los comentarios.

Sí, puede ser todo, una ilusión. Y no lo puede ser.

 

* Eres muy optimista. Eso está bien. Pero ve los telediarios, lee algún diario. O ves por la calle, hay muchos miserables, los menos afortunados, o entra en una oficina del gobierno.