Torni Segarra

Seleccionar página

* Diálogo entre Narayan, David Bohm y Jiddu Krishnamurti.

“La senilidad y las células cerebrales

8

DB: Cuando decimos “un instrumento diferente”, eso no está claro. Toda la noción de un instrumento involucra al tiempo, porque si utilizamos un instrumento cualquiera, ése es un proceso que planeamos.

K: Tiempo; es justamente eso.

N: Por eso uso la palabra “instrumento”; quiero decir que es efectivo.

K: No ha sido efectivo. Al contrario, es destructivo. ¿Veo, entonces, la verdad de su condición destructiva? No sólo la teoría, la idea, sino la realidad de ello. Si es así, ¿qué ocurre, entonces? El cerebro ha evolucionado a través del tiempo, y ha estado funcionando, viviendo, actuando, creyendo en ese proceso del tiempo. Pero cuando uno comprende que todo esto contribuye a la senilidad del cerebro, cuando uno ve eso como verdadero, ¿cuál es entonces, el paso siguiente?

N: ¿Da usted a entender que el propio hecho de ver que eso es destructivo, es un factor de comprensión?

K: Sí.

N: ¿Y que no se necesita un instrumento extra?

K: No. No use la palabra “instrumento”.

No hay otro factor. Lo que nos concierne es terminar con esta contracción y senilidad del cerebro, y averiguar si el cerebro mismo, las células, la cosa total, puede salirse del tiempo. ¡No estoy hablando de la inmortalidad y todo ese tipo de fruslerías! ¿Puede el cerebro salirse por completo del tiempo? De lo contrario, el deterioro, la contracción y la senilidad son inevitables, y aun cuando la senilidad pueda no ser evidente, las células cerebrales se van debilitando más y más, etcétera.

N: Si las células del cerebro son materiales y físicas, de un modo u otro tienen que contraerse con el tiempo; en realidad, eso es inevitable. La célula cerebral, que es tejido, no puede ser inmortal en términos físicos.

DB: Tal vez el grado de contracción podría retardarse grandemente. Si una persona vive un cierto número de años y su cerebro comienza a contraerse mucho antes de su muerte, entonces se vuelve senil. Ahora bien, si el deterioro se retardara, entonces…

K: …no sólo retardar; señor.

DB: …regenerar…

K: …hallarse en un estado de no‑ocupación.

DB: Yo pienso que Narayan está diciendo que es imposible que cualquier sistema material dure para siempre.

K: No hablo de durar para siempre. ¡Aunque no estoy seguro de si ello no puede durar para siempre! No; esto es muy serio; no estoy tomándole el pelo a nadie.

DB: Si todas las células fueran a regenerarse en el cuerpo y en el cerebro, entonces toda la cosa podría seguir indefinidamente.

K: Mire; ahora estamos destruyendo el cuerpo por medio de la bebida, del fumar, del desenfreno sexual y toda clase de cosas. Estamos viviendo de una manera sumamente enfermiza. ¿De acuerdo? Si el cuerpo tuviera una salud excelente mantenida desde el principio y sin decaer jamás ‑lo cual significa nada de emociones intensas, ni tensiones, ni sentido alguno de deterioro, con el corazón funcionando normalmente‑ ¿por qué no?

DB: Bueno…

K: …y eso, ¿qué significaría? No viajar y todo lo demás…

DB: Ninguna excitación.

K: Si el cuerpo permaneciera en un solo lugar tranquilo, estoy seguro de que podría durar muchos más años de los que ahora dura.

DB: Sí, pienso que eso es cierto. Ha habido muchos casos de personas que han vivido ciento cincuenta años en lugares tranquilos. Pienso que eso es todo cuanto usted da a entender. ¿No está realmente sugiriendo algo que dura para siempre?

K: De modo que el cuerpo puede mantenerse sano, y puesto que el cuerpo afecta la mente, los nervios, los sentidos y todo eso, éstos también pueden conservarse sanos.

DB: Y si el cerebro se mantiene en la acción correcta…

K: Sí; sin ninguna tensión.

DB: El cerebro está tremendamente involucrado en la organización del cuerpo. La glándula pituitaria controla todo el sistema glandular; también todos los órganos del cuerpo son controlados por el cerebro. Cuando la mente se deteriora, el cuerpo comienza a deteriorarse.

K: Por supuesto.

DB: Trabajan juntos.

K: Marchan juntos. ¿Puede, pues, este cerebro ‑no “mi” cerebro‑ que ha evolucionado durante millones de años, que ha tenido toda clase de experiencias dolorosas o placenteras…?

DB: ¿Usted quiere decir que es un cerebro representativo, no un cerebro particular, no el cerebro peculiar de algún individuo? Cuando dice “no mi cerebro”, entiende con ello cualquier cerebro que pertenezca a la humanidad, ¿no es cierto?

K: Cualquier cerebro.

DB: Son todos básicamente similares.

K: Similares, eso es lo que dije. ¿Puede el cerebro estar libre de todo esto? ¿Libre del tiempo? Pienso que puede”.

 

Todos los cerebros son iguales, como lo son las piernas, los brazos, las orejas.

Lo que cambia es la educación, el ambiente familiar.

Por eso, depende de nosotros que la próxima generación, tengan sensibilidad, compasión, amor por toda la humanidad, por toda la tierra.

Ya que nosotros somos los instructores.