Torni Segarra

Seleccionar página

* ¿Qué es la iluminación? No se puede saber.

¿Pues cómo podemos saber, dónde se pone el listón de llegada?

O sea que la iluminación es, una palabra folclórica, religiosa, de los hinduistas.

Como decir, que el dios personal es el verdadero. Toda una ilusión, para consolarnos tan miserables, desgraciados por no saber nada.

 

* “¿Hay alguien en la vida que pueda ser positiva? ¿Hay que rodearse de gente positiva y buena y que te dan tranquilidad emocional?”

Esa respuesta has de descubrirla en ti. Pues lo que tú eres, también lo es toda la humanidad.

 

* Todo el éxito en la relación está en conocernos realmente cómo somos.

Y lo que tú veas en ti. Eso también está en el resto de la humanidad. Ya que todos somos básicamente iguales.

 

* ¿No escondes nada?

 

* El amor trivial, el de pareja, se puede ir como llegó. Pero el amor a la totalidad de la vida, ese siempre está ahí.

 

* Uno ha de morir a cada instante. Y así, el agobio, la tortura del pasado no operará.

 

* “A pesar de todos los médicos, medicinas y hospitales, operaciones y toda la agonía de la vida, y los placeres también, no parecemos capaces de morir con dignidad, sencillez y con una sonrisa”.

Hay veces que exigimos -nos exigimos- cosas que tal vez, no pueden ser.

La vida es una lucha, como si estuviéramos en medio de un océano a la deriva, sabiendo que vamos a morir sufriendo. ¿Cabe aquí una sonrisa?

Ya lo veremos cuando nos toque a cada uno.

 

* «En la dualidad vivimos incómodos, cierto es, que nos acostumbramos a esta incomodidad como si mereciéramos este destino».

El reto de la vida, es descubrir si esa incomodidad, deja de molestarnos.