Torni Segarra

Seleccionar página

* ¿Tú quieres aniquilar a los ricos, a los inmensamente ricos? Pues habrás de ponerte el casco y el fusil ametrallador, para aniquilarlos.

Pero seguramente no los aniquilaras a todos. Y esos que no has podido aniquilar, irán a por ti. Ahora bien, puedes hacer otra cosa: No hagas lo que no quieres que hagan los demás: ser corrupto, cruel, ladrón, violento, asesino.

 

* Si quieres estropear nuestras relaciones, haz un club -con normas, leyes, presidentes, vicepresidentes, etc.-.

 

* No sabemos que es dios, ni el universo infinito. Y por eso, no sabemos lo que es el mal y el bien, lo bueno y lo malo. Y eso afecta a todos.

Lo que está claro, es que el que sobrevive siempre, es a costa de otros -personas, animales, plantas-.

Por tanto, los vivos siempre están luchando para seguir estando vivos.

 

* “Sí lo sabemos, pero algunos aún no están conscientes de ello…”.

¿Tú lo sabes?

¿Y se nota en tu manera de vivir?

Es decir, no eres supersticioso, idólatra, pagano, etc.

 

* “Yo brillo, porque soy luz”.

¿De dónde sacas tu luz?

 

* No podemos saber lo que es la vida. Antes de nacer o después de morir. Pues todo lo que digamos, tanto se puede negar como afirmar infinitamente.

 

* «Las palabras están llenas de falsedad o de arte, pero las miradas es el verdadero lenguaje del corazón». William Shaquespeare.

Además del lenguaje corporal -encogimiento, ampulosidad, nerviosismo, serenidad, paz-.

 

* El mal y el bien, se retroalimentan.

Un agricultor mata el pulgón, mata hormigas, cuando riega lo que ha sembrado. Si no fuera así, la agricultura no podría ser ni el pulgón, los caracoles, etc., no tendrían el lugar para vivir. Porque no se mata todo, lo que hay en el sembrado.