Torni Segarra

Seleccionar página

* Mal camino.

Aunque, ¿quién sabe por qué lo ha hecho?

 

* La diferencia está en que unos para vivir han de sacrificar animales; y algunos otros no lo hacen.

 

* Si quieres la paz, ¿por qué haces la guerra?

La guerra no es una palabra vulgar y corriente. La guerra es la matanza, la destrucción, las mentiras y falsedades de los dos bandos enfrentados.

La guerra es una epidemia informativa perturbadora, que miente con tal de atacar al enemigo una y otra vez, cada día, cada hora. Lo que la hace más miserable, cruel.

Donde los partidarios de los bandos, actúan como unos guerreros dispuestos a matar de palabra, de odio. Esparciendo sus mentiras y falsedades, para que prosiga la matanza sanguinaria, destructiva, indiferente, cruel.

Si de verdad no quisieran la guerra, no la tendrían ni un segundo más. Pero es porque quieren la guerra, que siempre encuentran un motivo, una excusa para que no paren los asesinatos, todas las miserias inimaginables que suceden de una manera diaria, cotidiana.

 

* Gracias, por los envíos tan interesantes.

 

* No hay ningún misterio. Pues cada uno tiene su destino, que es su manera de vivir. La diferencia está en que hay unos que matan, asesinan a millones de personas y lo encuentran tan natural, preciso.

Y, sin embargo, hay otros que no matan. Aunque si es preciso, solo matan a los animales accidentalmente.

 

* “La vida sin misterio no tendría ningún sentido en vivir. Nunca podremos saber todo acerca de esta vida en este planeta tierra, o en otros mundos sin fin. ”.

Sí, eso es cierto. La vida, y el universo, se hace un misterio, cuando aparece el infinito. Lo que no tiene fin. Pues, ese infinito es el que nos hace humildes, sencillos, vulnerables.

¿No sé si nos estamos comunicando o vamos cada uno por una parte?

 

* A pesar de lo idolatras que somos. Una persona sola encumbrada, no puede sobrevivir, ni hacer nada interesante, relevante.