Torni Segarra

Seleccionar página

* -TS: Envía lo de los ateos por aquí. Pues en tu página de FB, no se puede leer. Cuando pulso leer más, lo quita todo.

 

-Interlocutor: A modo de encuesta.

¿Cuántos ateos de los aquí presentes (bautizados en su momento) aún lo siguen siendo a pesar de ser unos tránsfugas del cristianismo, cuando lo lógico hubiera sido que hubieran apostatado de forma oficial y sin dilatación de tiempo de su fe en Cristo?

Porque seamos sinceros; si dices ser ateo, pero aún no has renunciado a la creencia en la que fuiste educado por tus padres, pueden ocurrir dos cosas… O no sabes lo que es la apostasía, o te haces el desentendido y juegas al despiste, lo cual es una inmoralidad imperdonable.

 

-TS: Está bien. Pero esa pregunta final, -‘O no sabes lo que es la apostasía, o te haces el desentendido y juegas al despiste, lo cual es una inmoralidad imperdonable’-. Eso a ellos no les importa. El ateo sólo ve esa palabra. Porque ese término teo -dios-, es demasiado para ellos.

Cuando de pequeño veía trabajar a albañiles, mecánicos, agricultores, etc., cuando se irritaban se cagaban en dios, con rabia y resentimiento. Ya que ellos se dirigían a ese dios al que desprecian, ni creen en él.

Tal vez, porque es el dios de los ricos, crueles, explotadores, ladrones, causantes de sus miserias. Que sólo les da privilegios a los ricos -aunque éstos no se escapan de las miserias humanas por las que todos pasamos-.

—————

 

* -Interlocutor: Te crees cualquier cosa.

 

-TS: No te quejes. Estamos en el mismo plano.

Todos podríamos decir lo mismo de lo que nos desgrada: Te crees cualquier cosa.

 

-Interlocutor: Cuando un río se contamina, mata todo ser viviente que el habita.

 

-TS: ¿Por qué se contamina? ¿Quién lo contamina? Todos, ¿no?

 

-Interlocutor: Discúlpame, pero eres muy ingenioso.

 

-TS: El ingenio no tiene nada que ver con el orden ni la verdad.