Torni Segarra

Seleccionar página

* Sí, somos muy poca cosa. Pues estamos atrapados en el infinito. Ya que todo lo que digamos, tanto se puede negar, como afirmar.

 

* Es como si lleváramos siempre algo en la mano, teniéndola ocupada.

Pues entonces, esa mente que no es libre, no puede ver todo el infinito panorama de la vida, de la realidad.

 

* La programación para todos, es para siempre.

 

* “Nadie para entender lo que sea”.

Entonces para que escribes. Contestas a los comentarios de los otros.

 

* Fíjate y verás: las personas queremos controlarlo todo, el calor, el frío, el vecino, la pareja, el agua, los bosques, las personas.

Y cada vez hay mayor desorden. Que intentemos poner orden, que va a poner más desorden.

Sin embargo, la vida es así desde hace un millón de años.

 

* Si mueres, puede ser como si te duermes y no te despiertas más.

Y la otra posibilidad es que todo prosiga.

 

* Si tuvieras compasión y amor, por todo lo que es la vida. No te importarían las dos opciones: la nada; y la repetición de lo que tenemos ahora.

 

* «Las personas que no son capaces de reconocer sus errores, no son nadie para señalar los errores de los demás».

Pues nadie puede señalar los errores de los demás.

 

* Has de comprender que la vida en sí es un problema: se rompe el coche, el calentador de agua del baño, pierden los nuestros, los deterioros corporales, el frío y el calor.

La vida siempre será un problema. A menos que el ego, el ‘yo’, no operan en ti, en nosotros.

 

* El mundo siempre ha sido así, los Romanos invadieron Europa, los árabes invadieron la Península Ibérica; los españoles y los europeos, invadieron todo el mundo.

Es decir, eran tsunamis. Y con esas seguimos, el mundo rico, desarrollado, sigue haciendo sunamis -que es lo que son las guerras-.