Torni Segarra

Seleccionar página

* Entonces, el que envió a Jesús fue el Padre -es decir dios, los cielos, el universo, lo innombrable, lo que está más allá de las palabras-.

Con la palabra dios, no se puede jugar a las adivinanzas, a las supersticiones, a la idolatría, al paganismo.

 

* La inteligencia superior o la inferior, es un invento de nosotros.

Eso es como cuando vemos algo, una persona, un árbol, un animal, una nube, un relámpago, no hay nada ni nadie más bello que otro.

Pues, la belleza está en toda la vida, la realidad, lo que es, lo que está sucediendo.

 

* Quieres decir que la realidad, el universo, fue creado por tu dios exclusivo, como si fuera magia; en la que se saca de un pañuelo, que no tenía nada, un reloj.

 

* Pues sí. Lo quieras o no. Ese ser, es el resultado del universo infinito. Lo que tú llamas dios.

 

* Todos los seres vivientes, tienen consciencia. Aunque los que más consciencia tienen son las personas, las más desarrolladas.

Los animales, las plantas, las piedras, el agua, la tierra, también tienen su energía, su consciencia. Ya que, que la consciencia, es energía.

 

* La consciencia, la energía, la tierra, la realidad, todo lo que existe, es materia. ¿De dónde sale la energía?

 

* ¿La consciencia de quién? Es la del universo infinito. Por eso, el silencio, la paz, el orden, la inteligencia. Es lo que queda.

 

* Todo el problema está en el miedo a morir. Sin darnos cuenta que si no hay muerte, la vida no puede ser.

Cuando eso se comprende, la muerte se la ve como el fruto de un proceso infinito, en el que todo está unido. En el que todo depende de todo.

 

* Si no te gusta pagano. Aquí tienes la palabra mundano.

 

* El cristianismo de Jesús y sus seguidores, es un cuento más para explotar a las personas. Al hacerlas miedosas, adictas, supersticiosas, idolatras, paganas.