Torni Segarra

Seleccionar página

*“¿Alguna vez te sentaste y te diste cuenta de que no eres la persona favorita de nadie?”..

Todas las personas somos nadie.

 

* “Sigue tomándote tiempo para ti hasta que vuelvas a ser tú”.

A ver si te pierdes por el camino que no tiene retorno.

Sin la relación, la vida se convierte fea, aburrida, con miedo -eso quiere decir que estamos solos-.

 

* «El cerebro es un órgano. Las enfermedades mentales son enfermedades de ese órgano. Los escáneres cerebrales muestran que existe una diferencia física entre un cerebro sano y un cerebro enfermo. Decirle a alguien: «No estás realmente enfermo. Todo está en tu cabeza». ” es como decirle a alguien con asma: «No es real, todo está en tus pulmones». El cerebro es un órgano que puede funcionar mal tanto como cualquier otro órgano».

Lo importante es, si se puede, descubrir por qué el cerebro está enfermo.

 

* Todo eso que estás haciendo. Conmigo no va a surgir efecto.

Pues, cuando tenía 7, 8, 9, 10, años lo viví por mandato familiar. Y descubrí que todo es superstición, idolatría, paganismo.

Cuando debería de ser compasión y amor, por toda la humanidad.

 

* Todo eso es muy viejo, ya ha sucedido, infinitas veces. Lo que pasa, es que las personas vivimos en el desorden. Que es como una fiebre.

Pero a veces, esa fiebre se convierte en muy peligrosa para toda la humanidad.

 

* ¿Por qué nos complicamos la vida? Dios es todopoderoso. Y no necesita nada de nosotros.

El problema está, en que ya tenemos a un dios antropomorfo. Al que hemos creado por miedo a la muerte, al dolor, a la inseguridad, al miedo.

Nosotros no tenemos la capacidad de hablar de dios. Porque, dios es el infinito, lo que está más allá de las palabras. Creer en un dios, es crear una guerra, con los que también tienen otro dios.

 

* ¿Cómo dios todopoderoso, ha creado a un ser tan torpe, desordenado, corrupto, que enferma, que tiene que matar -hacer la guerra- como los animales para sobrevivir?