Torni Segarra

Seleccionar página

* «Imagina que estás caminando por el bosque y ves a un perro pequeño sentado junto a un árbol. Cuando te acercas, de repente se abalanza sobre ti, mostrándote los dientes. Estás asustado y enojado. Pero luego te das cuenta de que una de sus patas está atrapada. en una trampa. Inmediatamente, su estado de ánimo cambia de la ira a la preocupación: ve que la agresión del perro proviene de un lugar de vulnerabilidad y dolor. Esto se aplica a todos nosotros. Cuando nos comportamos de manera hiriente, es porque estamos atrapados en una trampa. una especie de trampa ….”.

Por eso, cuando sucede algo, tiene su causa. Si tenemos amor, compasión, tendremos tiempo para atender al que sufre.

 

* Esto es el resultado de ser galguero -los galgos esqueléticos porque los abandonan, los cuelgan de un árbol por el cuello, etc.-.

Los crueles, lo son con todo lo que tocan.

 

* Si nos quedamos con la historia de que somos humildes, buenas personas. Es entonces cuando dejamos de serlo.

 

* La vida toda, que incluye a los átomos, moléculas, protones, etc. También es infinita.

 

* Lo más importante es la consciencia. Y allí está todo: la conciencia de todo lo que existe en la tierra.

 

* Recuerda que todo lo que digas al respecto para ti es la verdad.

Pero la verdad, puede tanto ser negada como afirmada infinitamente.

 

* “El mayor error que cometo es asumir que todos los que leen mis publicaciones han experimentado la presencia de Dios. O que tienen una vida espiritual. Quizás tengas razón si tu vida es solo física pero no lo es”.

Has sido imprudente y altiva.

Ese dios de que hablas, no es dios en absoluto. Es un dios hecho a tu medida, un dios antropomorfo.

Seguramente si de verdad hubieras experimentado la presencia de dios. No hubieras escrito, ni dicho lo que has dicho.

 

* Carga a gusto, no pesa. Pero si es a disgusto, es una tortura.