Torni Segarra

Seleccionar página

* «Lo más bonito en esta vida para un hombre es tener padre».

¿Tú cómo lo sabes?
Hay padres y madres, que pueden ser crueles -violar a su hija-. Ser tiranos, pegarles, explotarlos, etc., como una costumbre y que no pasa nada.

 

* Las palabras no tienen la capacidad, para describir lo que es el éxtasis.

 

* Esa experiencia, solo lo sabe él -el que la pasa-. Los demás -nosotros- sólo podemos tenerle compasión.

 

* Cada cual es capaz de hacer lo que tenga que hacer.

 

* El reto de la vida es: ser felices con lo que nos toca vivir.

 

* Ya. Pero está desnudo durmiendo en la basura. ¿Crees que es feliz en esas condiciones, a no ser que haya nacido en una familia que les pasa a todos igual?

 

* Claro, sí que se puede.

Conocí una familia que eran once hermanos, que vivían en una casa miserable. El padre vivía en el campo en una casa prestada.

La madre se prostituía. Y todos lo aceptaban todo. Menos la hija mayor, que se cortó por dos veces las venas de los brazos, las muñecas.

Pero se salvó. Se casó con un hombre que arreglaba televisores y cuando hablaba con ella estaba feliz.

 

* “La vida es consciencia”.

¿Y qué? La vida también es la nada. O no. Y más cosas: infinitas.

 

* Eres como todos. Somos como todos. La misma humanidad.

 

* El dolor, el sufrimiento, desaparezcan o no, siempre van estar ahí.

La cuestión es no hacer un problema con ellos. Es decir, hay que gozar de la terapia, de la química, etc., que se prescriba.

Vale decir, no dividirse de la realidad. Ni el dolor ni el sufrimiento, van a desaparecer. Pero, es de la única manera de convivir con ellos.

Y eso mismo, se podría hacer con la soledad, el miedo, la violencia, la pobreza, cualquier fracaso, etc. Solo estando con ello, no luchar, no hacer un conflicto con toda su desesperación.