Torni Segarra

Seleccionar página

* ¿Por qué no me hablaste con la verdad, que solo te gusta andar por la montaña y no sabes cocinar»

Ta vez, para que tú cocines.

 

* En última instancia no has sido feliz, porque no has querido, o podido.

Puesto que somos, quiero, pero no puedo

 

* Apuntar hacia el amor, no es amor

 

* ¿Tú eres feliz siempre?

 

* No se trata de menos o más necesidad.

No necesitamos a nadie para resolver los problemas. Porque el que nos tiene que ayudar, es lo mismo que nosotros -que también tiene sus problemas-.

 

*  La verdad absoluta es una estupidez, ¿no? Porque cada uno tiene su verdad. Todas las guerras -las Romanas, las Cruzadas, la primera guerra mundial y la segunda, todas las guerras civiles, etc., son igual-.

Y todas están motivadas por la división entre las personas, divisiones políticas, religiosas, entre familias, económicas, por motivos de fronteras.

Así que, para que la verdad absoluta exista, no debe haber división interna, y como consecuencia entre nosotros.

 

* Felicidad es ausencia de división interna y por tanto externa.

 

* Hay que comprender lo que es la vida. Y entonces, todos los problemas de la vida, los vemos y comprendemos como algo inevitables.