Torni Segarra

Seleccionar página

* ‘’ Cuando observo el dibujo y no es el primero que veo de un enfermo mental esquizofrénico veo el reflejo de su estado mental y emocional proyectado en él. Angustia, desesperación, oscuridad, entendida como el potencial negativo que existe en todo ser humano. El enfermo mental es el vagabundo de la fantasía, va de un mundo a otro experimentando todo tipo de estados alterados de conciencia que le imposibilitan vivir equilibradamente en esta realidad colectiva’’.

Pero, lo que no queremos entender es que todos somos neuróticos, esquizofrénicos, etc., cada uno a un nivel.

Hasta en las enfermedades todos somos iguales. Todos tenemos la posibilidad de desarrollar toda clase de enfermedades, tanto físicas, como mentales.

 

* ‘’Odio a las víctimas que respetan a sus verdugos’’.

¿Verdad? Verdugos hay muchos. Si no los perdonamos, no podríamos salir a la calle; ni estar en la casa con los que convivimos.

 

* ‘’ LA AMONESTACIÓN DE HOY: Pueblo mío, los extranjeros te servirán. Cuidarán de tus rebaños, cultivarán tus viñedos y cuidarán de ellos. (Isaías 61:5)

¿Seguro?

 

* Dios sólo es una palabra.

Porque el dios-universo lo es todo, siempre, eterno.

 

* ‘’El mundo puede dividirse entre dos tipos de personas: las que siguen sus propios deseos y los que siguen los deseos de los demás; las primeras son fuertes y no se dejan gobernar por nadie, las segundas son débiles y se limitan a hacer lo que dicen y hacen los demás’’. Frederick Nietzsche.

Eso ya lo sabemos. La pregunta: ¿Podemos hacer algo para que las personas superficiales, dejen de serlo?

Las descripciones, son superficiales ya que no van a la raíz de los problemas.

 

* »No he encontrado a otro bicho humano más repugnante que ese parásito que no quiere amar, pero sí vivir del amor». Frederick Nietzsche.

¿Qué es amar? Podemos amar unos instantes al ver algo embriagador -una nube, la lluvia, una persona desconocida, una bella casa-.

Por eso, el amar es cosa de uno: hay quienes aman la guerra, prepararla desarrollarla, matar, destruir. Dicen que es por sus países, por sus religiones, por sus ideas y teorías políticas.