Torni Segarra

Seleccionar página

* Estar enojado sucede cuando no comprendemos la vida. Pues, la vida no se puede manejar, no se puede dominar por capricho.

Todo lo que sucede, tiene un sentido que obedece a lo que estamos haciendo. Y lo que hacemos todos es vivir, observar los hechos que nos llegan y que no podemos huir de ellos.

Entonces uno ha de comprender la vida, la naturaleza, el pensamiento, el ‘yo’, la mente. De manera que todo lo que suceda, nos venga, darle el justo lugar para comprenderlo.

 

* La libertad es amor. Y se incluye decir falsedades, mentiras.

Al final llegarán las consecuencias. Con las quejas, los lloros, el dolor infinito que nada ni nadie puede parar.

 

* Lo que tienen que hacer es la paz. Déjense de la guerra.

Es curioso lo que disfrutan con la guerra. Eso sí, siempre defienden al mismo bando. Cuando los dos bandos hacen lo mismo: asesinarse mutuamente.

Y decir toda clase de mentiras y falsedades.

 

* «No tenían ganas de existir, pero no podían evitarlo; eso es todo». Jean Paul Sartre.

Después de estar cinco años invadidos por los nazis alemanes. Con sus muertes, persecuciones, la bestialidad de la guerra, el hambre, la enfermedad y la muerte.

La depresión, la angustia vital, etc., era para algunas personas algo cotidiano.

 

* ¿El infinito es limitado? Empieza a contar y no pares.

 

* La concentración, es miedo, un deseo. La atención es el ahora, sin pensamientos que son del pasado.

 

* Tanto la oscuridad, como la luz, forman parte del universo. Es decir, como en la tierra, pueden ser buenas y dañinas.

 

* ¿Eso no son alucinaciones, inventos? El que tiene hambre sueña en comer.

 

* ‘…nuestra vida es un boceto para nada, un borrador sin cuadro’.

No. Ahí está la muerte. Que parece que no tiene sentido, para el que quiere vivir.
Pero el universo tiene otro sentido, otro plan. Que todo funcione. Y para ello, que todo cambie.