Torni Segarra

Seleccionar página

* Tendrás que escribirlo en español, pues no se entiende. ¿Por qué quieres hacer esos juegos de palabras infantiles?

 

* “La amonestación de hoy: Porque todo hijo de Dios es poderoso para vencer al mundo. Y ganamos la victoria. (1 Juan 5:4)”.

Si vences al mundo, eso quiere decir que el mundo ha de volver. Y proseguirás con la guerra contra el mundo. Por eso, el mundo se ha de comprender. Es decir, comprender la naturaleza, comprendernos nosotros, cómo funcionamos.

 

* «Un antropólogo que estudiaba a los pigmeos, constató con estupor que las tribus de los alrededores le despreciaban y le marginaban porque se relacionaba con un pueblo inferior, ya que los pigmeos eran considerados gentuza, ‘perros’ indignos de despertar al menor interés. Nada hay más exclusivo que los instintos vigorosos, intactos.

Una sociedad se consolida en la medida en que es inhumana y sabe excluir… Los ‘primitivos’ sobresalen en esto. Fueron los ‘civilizados’ quienes inventaron la tolerancia y quienes perecerán por su causa. Y la inventaron precisamente porque comenzaban a perecer…

No fue la tolerancia lo que los debilitó; fue su propia debilidad, su energía deficiente, lo que los hizo tolerantes». E.M. Cioran

Las personas arrogantes, con complejo de superioridad, son insensibles. Capaces de hacer la guerra, echar bombas en los edificios de las ciudades, matar, asesinar. Humillar.

Los guerreros no admiten la posibilidad de perder, sólo admiten la victoria, vencer. Y ahí está, por su ignorancia, su fracaso.

 

* «Siempre me han seducido las causas perdidas y los personajes sin porvenir, cuyas locuras he asumido hasta el extremo de padecerlas casi tanto como ellos. Cuando estamos condenados a torturarnos, los tormentos propios, por grandes que sean, no nos bastan; nos apropiamos de los ajenos, para llegar a ser cien, mil veces más desgraciados». E.M. Cioran

Carga a gusto no pesa.

Es decir, el amor todo lo hace llevadero, divertido. Nos proporciona éxtasis.

 

* Tanto no a la independencia. Y ahora, tanto sí a la independencia de Ucrania. Que está costando casi una guerra mundial.

Así que, haz lo que te digo; pero no hagas lo que yo hago. O te cascaré. Por eso, por nuestras obras nos conocerán.

 

* Cuanto más miras, has de parar.

Porque si no, te perderás por el camino que es infinito.