Torni Segarra

Seleccionar página

* Si tú, yo o cualquiera, te comprendes de verdad, totalmente. ¿Podríamos fiarnos creyendo que no nos podrían hacer algún daño -celos, envidia, desprecio, venganza, etc.-?

 

* El acto de gritarle a tu esposa o hijo, porque estás estresado, agotado, al venir de trabajar a casa. Esa chispa o explosión, no te hará un mal padre. Porque al darte cuenta que te has desbocado, dejas de estar desbocado. La vida es así y puede ser muy cruel.

 

* El problema es que uno ama a su país y se convierte en un nacionalista, otro ama la justicia, lo justo, otro ama a sus hijos hambrientos y pobres. Y esas personas que aman tanto, también quieren hace la guerra para que esas situaciones espeluznantes desaparezcan.

 

* –Comentarista: Ese amor es posesión.

–TS. Ellos no lo ven así. Se trata de sus hijos. Se trata de su nación. Se trata de su dignidad, la falta de respeto hacia él. Y quiere rebelarse contra esa sociedad, corrupta e inmoral.

 

* Cuando uno quiere algo importante que comience o acabe, un gran problema, una guerra, el cambio de los que mandan. No hace falta que lo deseemos, que nos afanemos, para que todo acabe. Pues, todo llega cuando tenga que llegar.

Hacer acciones personales, políticas, violentas, van a ser en vano. Lo que tenga que desaparecer, lo hará cuando todo esté preparado para que sea lo nuevo. Y llegue lo que tenga que llegar.

 

* Los tontos -los que dicen mentiras y falsedades- siempre siguen siendo tontos. Pues se creen que todos somos tontos. Y vamos a responder como tontos.

Por eso es que hay guerras. Y por eso, decimos no a las guerras -sean quienes sean las que las hacen-.

Estamos intoxicados por la defensa de lo que decimos nación, nuestro nacionalismo. Cuando uno es una persona, que vive en el mundo, en la tierra.

¿No han visto la disputa de cada barrio, de cada calle, de cada casa, con las otras? Pues, eso es nacionalismo divisivo, confrontación, crueldad, guerra. O sea, siempre vivimos en guerra. Un partido de fútbol, tenis, cualquier deporte de competición, es una guerra.

 

* Parece que los hombres no pueden dejar ser salvajes. Pero como son abusadores, lo son con los indefensos animales.

 

* ¿Y eso te halaga?  O eso no le resta la estupidez, de tratar a las mujeres, como lo hacían hace cien años.