Torni Segarra

Seleccionar página

* “Habla por ti mismo mi amigo, he desaprendido la mayor parte de la basura. Tengo mi propia mente y opiniones. Y me molesta cualquiera que intente meterme por la garganta sus opiniones de lavado de cerebro. Sus opiniones son suyas y tienen derecho a ellas.

¡¡Pero las opiniones no pueden imponerse a los demás!!”.

Ese es el problema de los pacifistas. Que no pueden imponer sus ideas pacifistas. Porque imponer ya es la guerra.

 

* «Cuando las prioridades están claras, las decisiones se hacen fáciles».

Si uno tiene sed, está ardiendo, irá a beber -no habrá otra cosa que se interponga-.

 

* Si el cuerpo está agotado de verdad, parará pase lo que pase. Porque el cuerpo tiene su inteligencia.

 

* «No tengo ningún problema porque no me importa lo que pase. No me importa si fracaso o tengo éxito, no tengo ningún problema, porque no exijo nada de nadie ni de la vida. Me pregunto si entiendes esto». JKrishnamurti

Cuando hablamos o escribimos, podemos decir lo que nos llega en ese momento. Pero cuando pasa ese momento, ya no es lo mismo. Puede que sea otra cosa, según el que lo oiga o lo lea, según la situación.

 

* “La definición total de apático simplemente no le importa nada”.

No es apático, que no le importa nada.

Es que está en un estado en que comprende todo lo que sucede, ha sucedido y sucederá.

 

* “Apatía no es una palabra que usaría para Krishnamurti. También dijo esto, que no parece muy apático, ¿así que tal vez hay algo más que «no preocuparse por nada»?:

«Cuando te preocupas por algo, lo observas con gran ternura, cuidado y atención. Si observas el dolor con cuidado, vacilación y cariño, verás que no hay escape de él. Por lo tanto, eso mismo que se ha llamado dolor se convierte en una cosa totalmente diferente, que es la pasión. No lujuria sino pasión. Sin pasión, la vida no tiene sentido».

Cuando no hay huida ni represión, la vida fluye como un río sin obstáculos. La vida es así. Porque ahí está la inteligencia operando.