Torni Segarra

Seleccionar página

* No has contestado a la cuestión: Si no queremos la guerra y sus miserias, ¿por qué no vivimos pacíficamente -no corruptos ni inmorales, no robando ni explotando a los demás-?

 

* ¿La luna puede ser feliz? Somos los terrícolas los que inventamos otra realidad, que nos gusta más.

 

* Tú ya sabes de qué voy. Te quiero, te amo, como a toda la humanidad.

 

* El vegano, como el vegetariano, lo son porque no quieren matar animales.

El vegetariano, no come carne. El vegano no come nada de origen animal.

 

* La libertad puede conllevar hacer el mal.

 

* El arte es una distracción más. Pues la belleza que tiene una nube, un árbol, cualquier animal y persona. No se puede trasladar a un papel, una tela o una pared. O al cuerpo -maquillajes, tatuajes-.

 

* Solo vemos lo que queremos ver. Por eso, hay racismo, división, conflicto, enfrentamientos, las matanzas de las guerras.

 

* “Ningún guerrero, ni ningún enemigo, puede hacerte tanto daño como tu propia mente mal dirigida. Ni tu padre ni tu madre ni tu familia pueden hacerte tanto bien como tu propia mente bien dirigida”. Dhammapada, 42-43

Creo que todos somos iguales. Hay parientes que pueden hacer daño. Y hay extraños, desconocidos, que según las circunstancias hacernos bien.

En la vida, no hay reglas preestablecidas. Pues todo puede cambiar según las circunstancias.

 

* La paz, el miedo, la soledad, los problemas, etc., todo viene de dentro. Y es con la observación de lo de fuera y lo de dentro, que los problemas desaparecen. Y llega el orden, la inteligencia, el amor.

 

* «Antes decías que eras indeciso, ahora ya no estás seguro…».

¿Ya no estás seguro de lo que eres?