Torni Segarra

Seleccionar página

Recopilación de Comentarios:

–Toni: Existe y no existe. Depende de los retos que nos lleguen.

Si se muere nuestro hijo de cinco años, ¿puede haber consuelo, desgarro, odio, ira, depresión, confusión, comprensión, alegría?

–Comentarista: El campo siempre existe, el punto es si ese campo puede estar libre de memoria, sus experiencias y recuerdos. Si el campo se encuentra ocupado por los residuos de memoria obviamente habrá las típicas reacciones psicológicas y físicas como…

–Comentarista: El grave problema humano es que tomamos nuestro ser, el yo, como si ello fuera los pensamientos, emociones, sentimientos y percepciones cuando todo eso solo son reacciones del cerebro y su memoria. Cuando la consciencia se encuentra en estado de vigilia o sueño la memoria siempre está activa, moviéndose, extrayendo recuerdos en forma de pensamientos e imágenes que generan emociones y sentimientos.

–Toni:  No has contestado a, ¿qué sucede cuando muere tu hijo, o tu nieto de corta edad?

¿Podrás con el pensamiento, la mente que está en la más absoluta miseria, desesperación, viéndolo todo absurdo?

–Comentarista: Eso tendría que vivirse para poder responder, por el momento no es el caso. Pero a mi edad ya he pasado por eventos extremos parecidos.

–Toni: ¿Y qué sucedió estabas más allá de lo que tu mente experimentaba? ¿Había amargura o felicidad, porque la vida y su dictadura estaba haciendo su trabajo?

–Comentarista: ¡Este instante no está contaminado!

–Toni:  No se trata de este instante. Se trata de todos los instantes.

De lo contrario todo es un fraude, un blablablá.

–Comentarista: ¿El fraude es que haya un instante además de éste, ¿No lo ves?

–Comentarista: Cuando dices: «todos los instantes» tu mente se proyecta en su deseo de continuidad, pero el instante no tiene continuidad, no sabe ni es consciente de su permanencia, simplemente aparece y desaparece.

–Toni: El problema es mencionar a un instante.

–Comentarista: El fraude es querer contar los cuatro lados de un cuadrado. Y hacer de esa evidencia una discusión, un problema.

–Comentarista: Nos comunicamos a través del lenguaje, pero no hay que quedarse con las palabras. Para observar el hecho es indispensable quitar la palabra.

–Toni: ‘Para observar el hecho es indispensable quitar la palabra’.

Hay que estar fuera del tiempo; es decir, que no opere el ego.