Torni Segarra

Seleccionar página

* “El propósito de toda la existencia, el propósito de estas innumerables expresiones materiales es brindar una oportunidad para que el alma individual (inteligencia suprema) experimente su separación de la materia, la mente humana”.

¿Hay alma individual? Eso no es como decir, que un hombre individualmente hizo el puente o Internet.

La inteligencia, sólo es toda ella inteligencia suprema.

 

* «Un poquito de vergüenza nunca está de más».
La vergüenza es cosa de cada cual.

 

* La verdad es lo tangible. No es lo intangible. La verdad es el cuerpo, que se puede tocar.

Lo intangible, es el alma, todo lo que el pensamiento invente como los santos, dios, un país, una religión. Es decir, todo lo que hemos inventado por el miedo, lo que no es preciso para la subsistencia, como comer, beber, las necesidades.

 

* Estar enojado es por el motivo de haber tenido una pérdida. Cuando pierde el equipo de fútbol favorito, experimentamos frustración, desdicha, tristeza; y como consecuencia, le sigue la rabia, los celos, la ira, y hasta la crueldad y la violencia.

Y entonces nos damos cuenta de que es un problema de dependencia. De agarrarnos a algo que nos alivie de nuestra vida miserable.

 

* Para tener su propio don natural, ha de media la suerte. Por eso, nosotros no lo podemos manejar.

Es como el arte de dibujar, de escribir, de hacer algún prodigio -marcar goles o canastas, tocar un instrumento-.

 

* “Siempre ama a las personas desde tu corazón y no desde tu estado de ánimo o necesidades”.

Siempre ama a todas las personas. Pues todas estamos necesitadas. Porque la vida es un problema, que se puede convertir en una gran perturbación -confusión, desorden, amargura-.

 

* “Son demasiadas cosas. Podría posiblemente a la noche. Ninguno de ellos involucrando. Interacción humana”.

En la interacción humana está lo nuevo, lo que la mente ni nadie ha tocado.