Torni Segarra

Seleccionar página

* «De lo que sea que estén hechas nuestras almas, es y la mía es lo mismo».

Todo lo que somos, todo lo que nos pasa y pase, es lo mismo lo que les pasa al resto de la humanidad.

 

* «Mi madre me dijo una vez: la gente empieza a entender tu valor cuando dejas de esforzarte por ellos».

El esfuerzo lo estropea todo.

Porque el deseo quiere, lo que tal vez no se puede conseguir. De manera que, el deseo se convierte en brutal, cruel.

 

* «¿La cortesía -tratamiento- es rara en estos días?».

Cuando menos monarquías y aristocracia, más igualdad, más compasión, más amor.

 

* Cuando decimos, que todos participamos de la misma manera la vida -con sus problemas, tristezas y alegrías-. Es cuando llega el orden. Donde la división no puede ser.

 

* Para vivir hay que estar despierto, atento. Dicho esto, siempre habrá personas que nos quieren hacer daño. Eso es la ley de la selva que perdura.

Pues, para vivir unos, han de morir otros. Aunque sólo sea difamar, mentir, airear secretos de los otros.

 

* “Es la vibra para mí. Estoy sin tal vez. Si no es un sí claro, entonces es un no”.

El amor es lo completo, total. No hay incertidumbre, duda. O es. O no es.

 

* “La sabiduría siempre triunfa sobre la ‘información’”. La forma más elevada de conocimiento es el conocimiento de la naturaleza. Conocimiento de la naturaleza. Y el conocimiento del pensamiento, del ‘yo’, de la mente.

 

* «Nuestra felicidad depende más de lo que tenemos en nuestras cabezas que en nuestros bolsillos.» —Arthur Schopenhauer.

No tener el dinero necesario para lo básico. También altera nuestras vidas, las mentes.