Torni Segarra

Seleccionar página

* Si uno es duro consigo mismo, mala cosa. Pues también lo será con los demás.

 

* “Descubre por qué los diablos están aterrorizados por las canciones de los hijos de Dios”.

El diablo es un invento, supersticioso, cosa de fanáticos. Si piensas en él, creerás en él. Lo verás por todas partes. ¿Por qué jugáis con ese invento religioso? ¿Por qué dios todopoderoso, no puede con el diablo?

 

* Ahora viene: ¿Qué es la verdad?

 

* La pregunta es: ¿Podemos vivir, sobrevivir, sin decir mentiras? Es decir, ¿podemos vivir, sin que el ‘yo’ no opere nunca?

 

* No te preocupes, si ha de llegar para ti, llegará. Y se colmará todo lo que ahora no sucede.

 

* Los demonios, los muertos, etc., son reales, porque tú les das vida. Todos tenemos la maldad para poder sobrevivir. Y a esa maldad, la gente le llama demonio.

Luego los religiosos -obispos, curas, frailes, cardenales, el papa-, las autoridades, como les convenia aceptaron la palabra diablo, demonio, el maligno, etc.

Para atemorizar y dominar a las personas inocentes, temerosas, incultas, superficiales.

 

* “Ciencia organizada: ‘Tengo esta corazonada sobre cómo funciona la realidad y mi evidencia experimental inicial parece respaldarla. Invito a la comunidad científica de mi disciplina a intentar refutar mi hipótesis’.

(falsabilidad) Religión organizada: ‘Tengo esta creencia acerca de cómo funciona la realidad basada en los escritos de los antiguos nómadas del desierto del Medio Oriente que se basaron en historias orales y tradiciones que les fueron transmitidas a través de muchas generaciones y no hay nada que puedas decir o hacer para refutar mi creencia”. (impermeabilidad)

Siento decirte, que el pasado está muerto. Y no sirve para nada para afrontar los retos que nos llegan en el presente, el ahora.