Torni Segarra

Seleccionar página

* “¿Esa mujer o una calavera? ¡Haz comentarios abajo!

¿Para ser calavera no se han de ver los huesos descarnados?

Por eso es una mujer muy bella.

 

* Por extraño que parezca, es real, verdadero.

 

* La pregunta es: ¿Por qué dios todopoderoso, eligió a una sola persona -Jesús-, si eso sería un pecado racista, la creación de la idolatría? Pues todos somos iguales, todos pasamos por lo mismo -por el mismo valle de lágrimas-.

Por eso, ese relato de Jesús parece un montaje que los pobres, los miserables aceptaban porque era favorable a ellos, era el primitivo comunismo. Pero, la experiencia a lo largo del tiempo nos demuestra que ese amar a todos, ese comunismo, sirve de poco.

Ya que la miseria, las muertes por hambre, las guerras con su violencia enloquecida, siempre están ahí.

 

* «Cuando las expectativas de uno se reducen a cero, uno realmente aprecia todo lo que uno tiene. Estoy más feliz ahora que antes de desarrollar la condición». ~ Stephen Hawking.

¿Podemos ser felices cuando dependemos de los otros para las necesidades más básicas, como si fuéramos un niño pequeño, un bebé, un viejo decrepito, un invalido?

Depender de los otros totalmente, estresa al que necesita la ayuda. Y al que la ofrece.

 

* “A la mayoría de las personas les resulta difícil creer que es posible un estado de conciencia totalmente libre de toda negatividad. La enfermedad colectiva de la humanidad es que las personas están tan absortas en lo que sucede, tan hipnotizadas por el mundo de las formas fluctuantes, tan absortas en el contenido de sus vidas, que han olvidado la esencia, eso que está más allá del contenido, más allá de la forma, más allá del pensamiento. Están tan consumidos por el tiempo que han olvidado la eternidad, que es su origen, su hogar, su destino. La eternidad es la realidad viva de quién eres». ~Eckhart Tolle.

Pero esa eternidad, lleva consigo -el valle de lágrimas-. Es decir, ¿mientras haya ego, ‘yo’, puede existir el estado eterno que es cuando el ‘yo’ no opera? ¿Podemos liberaros para siempre del ‘yo’? No dentro de unos años, meses, semanas, días, sino ahora.