Torni Segarra

Seleccionar página

* “El mundo que ve que parece tan loco es el resultado de un sistema de creencias que no está funcionando. Para percibir el mundo de manera diferente, debemos estar dispuestos a cambiar nuestro sistema de creencias, dejar que el pasado se escape, expandir nuestro sentido del ahora y disolver el miedo en nuestras mentes”.

Todo eso, está muy bien. Pero si no hay orden en nuestras vidas, seguirán las creencias, los sistemas, las ideas, etc. Y el caos que generan.

Orden quiere decir, ausencia de división, conflicto, del ‘yo’.

 

* Todo es un misterio.

Todo lo que existe es para favorecer el sistema natural, el paradigma, la programación: el pez grande, se come al pequeño.

 

* «Ese es tu ego de hombre creer que los demás seres vivos fueron creados para provecho humano».

Entonces, de qué comeríamos, ¿cómo nos alimentaríamos?

Si todo lo que hay en la tierra, son seres vivos. Hasta las piedras tienen seres vivos que viven en ellas. Sales minerales, proteínas, hierro, etc.

Y si lo miramos en un microscopio, es aún más evidente.

 

* Uno, si quiere, tiene que ser prudente.

No provocar a la ley de los que mandan. Porque, llorar, gritar, insultar, difamar, escandalizar, trae malas consecuencias.

 

* ¿Pero, crees que la creencia en un dios todopoderoso, va a solucionar los problemas, las desigualdades, las crueldades, las injusticas, la corrupción, los ladrones -que se escapan como si no hubieran hecho nada-?

Desde que se creó, se inventó a dios, nada ha cambiado: los reyes, los ricos, los poderosos, el uso de la violencia para dominar, sujetar a los pobres, a los menos afortunados, hace cinco mil años, prosigue igual.

 

* Pero, el mismo misterio dice: que, para vivir, sobrevivir unos. Han de morir otros.

 

* El problema no es negar o afirmar a dios. El problema es definir a dios.

¿Qué es dios? ¿Quiénes lo niegan o defienden?