Torni Segarra

Seleccionar página

* «Crees que puede ser de otra forma?».
¿Tú qué dices?

 

«Los individuos están sometidos a una fuerte presión para convertirse en un animal del rebaño, cuya aspiración es agradar a las necesidades de sus semejantes, siendo tan sólo una triste sombra de lo que podría ser».

¿Qué es lo que podría ser?

 

* El odio genera mentiras, falsedades, deseos destructivos, agresivos, violentos, crueldades, más odio, y trae la guerra.

 

* Si, de acuerdo. Pero eso no quiere decir que destruyas las religiones organizadas.

Respecto a Segarra, es una palabra, apellido, de origen vasco -quiere decir, manzana, manzano-.

Es decir, unos vascos se establecieron en Cataluña. Y en la reconquista contra los moros (1229-1245), un Segarra llegó a Valencia como militar; y recibió tierras en propiedad, como vencedor sobre los moros.

 

* Todos los problemas se originan cuando nos dividimos de los demás, o de lo que estamos haciendo. Y eso genera desorden.

Ese desorden entre las personas, nos lleva a la fragmentación, a los pleitos, a los celos, a la rabia, al conflicto, la crueldad, la violencia y a las matanzas en masa de las guerras.

Así que, todo lo que nos divida, va en dirección a la lucha, a vencer al otro, a las matanzas.

 

* La programación está en todo lo que tiene vida. Si no hubiera programa, la vida no podría ser.

Nosotros ya nacemos programados: luchar para sobrevivir. Primero comer, abrigo, y todo lo que es la vida.

Que es lo que hacemos todos: luchar, competir, para vencer al otro que también quiere lo mismo y cree que uno es bueno y el otro es malo.

¿Nos podemos desprogramar, liberarnos de la maldad?

 

* “Sino se quién soy, entonces desde ese no saber qué sentido tiene intentar descubrir quién soy si ya está claro que no lo sé. ¿Para qué quiero saber?, ¿Qué me impulsa a querer saber? Veo la posibilidad de simplemente aceptar que no sé y ya, veo coherencia en no saber y descansar en el no saber, en cambio se me hace incoherente, forzado, antinatural no saber e intentar saber».

Saber quiere decir, que me conozco cómo soy, qué hago, cuáles son mis obsesiones, miedos. Saber cómo opera el pensamiento y el ‘yo’. Saber lo que es la vida y cómo funciona.

Y como consecuencia, si nos conocemos de verdad, también conocemos a toda la humanidad.