Torni Segarra

Seleccionar página

* Paren la guerra -las guerras-, en plural. Han de parar todos los actores; los principales, los secundarios, los extras. Los espectadores, los diarios, los periodistas, las revistas, las cadenas de televisión, de radio.

Y las guerras que no se ven, porque no quieren los que mandan.

 

* Cada momento tiene su necesidad: estar callado o usar las palabras.

 

* El ‘yo’, nació de la mente, de la consciencia, de la energía que nos hace vivir.

Otra cosa es, ¿qué es la vida? ¿Para qué hay vida, vivimos?

 

* El hombre está sometido por la vida. Porque no puede triunfar, ha de envejecer, deteriorarse y morir.

 

* El único escape real, es la comprensión de la realidad.

 

* De lo divino, no se nos deja que entremos en ello. Ni en la supraconsciencia.

Somos lo que somos, animales vestidos, muy desarrollados en lo tecnológico, material.

 

* Las mentes todas están unidas. Hagamos lo que hagamos, es lo que hacemos todos. Ya sea la guerra, como la paz. Como amar o pelear.

 

* Primero que nada, hay que comprender que todos somos básicamente iguales. Tanto física, como psíquicamente. Y a partir de ahí, queda el vivirlo, hacerlo realidad.

 

* ¿Por qué lo complicamos?

Tan sencillo que es vivir la vida, adecuadamente. Y ahí está el cambio.

 

* Si te ofuscas en uno de los dos bandos, estarás perdido.

 

* En principio, Rusia sólo quería la región de Donbas. Ya que, allí hablan ruso y se sienten rusos. Cosa que como siempre, el gobierno centralista se oponía y los reprimía. Ya hubo otra guerra para dominarlos, en los años 2014.