Torni Segarra

Seleccionar página

* –Toni: La pregunta es: Si no vuelves -no reencarnas-. ¿Dónde te quedas, en el cielo, el paraíso?

–Comentarista: No vas a ninguna parte; simplemente se deshace lo falso. El Estado resultante es la Totalidad ignorante de Sí Misma.

–Toni: O sea, la nada.

–Comentarista: Sí. Se habla de la «Realización» como algo equivalente al Estado que tenías antes de nacer; esto es, ignorancia absoluta, incluso de ti mismo.

–Toni: ¿Cómo sabes lo que hay en la otra parte? Todo es alucinación, delirios.

Nosotros ya tenemos bastante con nuestras vidas, nuestra manera de vivir. Con sus guerras, etc.

–Comentarista: Bueno, algo tú y yo tenemos que aceptar y es que existe una instancia en la cual no estábamos aquí que no podemos recordar.

¿Acaso tú te recuerdas hace 100 años? … Qué hacías para ese entonces?

Ese Estado de no recordación es al que se supone retorna el Realizado.

Pero retorna -según la enseñanza, para quedarse ahí y no retornar más a la ilusión del mundo.

–Toni: Siento decirte. Que todo lo que dices, son ideas y teorías, supersticiones, ocultismo, esoterismo.

Nada de hechos.

Quédate con tus historias. A mí no me interesan.

¿Sabes por qué? Porque todo lo que digamos tanto se puede negar como afirmar infinitamente.

 

* Sólo creo lo que veo -con ojos y con la percepción-. No lo que me quieren comer el coco -el pensamiento-.

 

* ¿Cuál es el error?

 

* Claro que fue violento.

La pregunta es: ¿Por qué crees en historias, cuentos, leyendas extravagantes?