Torni Segarra

Seleccionar página

2377. Dicen que no se lo creen, pero se les ha puesto la cara se esparto. Y es que la palabra corrupción es mortal, definitiva, más aún para la izquierda. Así que, ese diario que ya hace mucho tiempo estaba rezongando, parece que le ha llegado la hora. No es moderno, está anquilosado en su época dorada de hace cuarenta años.

 

Un ejemplo que su anquilosamiento, es que es un fanático defensor y enaltecedor de la sádica costumbre española de torturar y asesinar violentamente a los toros, por placer, festejos, diversión y su chabacanería.

 

 

2378. Todos los seres vivientes están condicionados, programados en una única dirección: sobrevivir, reproducirse, sin importar el coste que tenga. Por lo que, estar condicionado es lo mismo que estar dividido internamente, lo que quiere decir también externamente. Por lo que en esta situación no puede haber libre albedrío, y todo es una fatalidad.

Pero, qué sucede si comprendo todo el patrón, el condicionamiento del pensamiento, de la mente, si me doy cuenta que todos los problemas tienen su raíz, su origen en la división, ¿puede esa división desaparecer, ver que es la causa de todos los problemas, el desorden, el sufrimiento? Si desaparece, si vamos más allá de esa división entonces ya somos libres, tenemos libre albedrio.

 

 

2379. De lo que se trata es de que no sean corruptos, de que no se monten una mafia. Y eso entre otras cosas, se consigue cambiando al que manda cada 4 u 8 años. Justificar lo injustificable, quiere decir que el condicionamiento que nos han impuesto, en la familia, en la educación, en la escuela, obstruye la inteligencia, que es la que va a generar el orden.

 

 

2380. Vuelves y revuelves, te haces un bucle, para no salir ni dar la única solución que hay ante un reto cualquiera: si es negativo, se descarta radicalmente. Si no lo hacemos es porque no lo tenemos claro, no ha llegado la inteligencia de la igualdad, de la verdadera democracia. Y podemos proseguir hablando infinitamente, para no hacer nada; que es la solución que les conviene a los corruptos e inmorales.

 

 

2381. Es que no entiendes, Desde toda la vida han robado los reyes, los aristócratas, los ricos, etc. Y queremos sacarlos del poder. Ahora vienes tú y dices que el que pongamos, que será un pringado pobre, también robará. Ah, pero ya no robarán los mismos de siempre, los mismos de toda la vida, los reyes, los aristócratas, los ricos. Y ese tiene una gran transcendencia, porque eso demuestra que la democracia funciona; y que todos también tienen derecho el mismo derecho a robar. ¿Te das cuenta de lo que es la democracia y la igualdad? No la monarquía, seguro que no lo es; porque ella misma encarna la desigualdad, los privilegios, prebendas, ventajas, encarna la ausencia de igualdad.

 

 

2382. Decir que vamos a cambiar o estamos cambiando eso es fácil de decir, pero cambiar radicalmente para que haya orden -no desigualdades, no falta de respeto, ni miedo, ni indiferencia, no brutalidad, ni indolencia, ni crueldad, ni violencia- eso ya es otra cosa. El cambio no ha de ser sólo hacia fuera, perder el miedo a las personas por la calle, manifestarse, mirar cara a cara a los funcionarios, a los que mandan y tienen el poder. El cambio implica, que ese cambio no va a tener el precio de la sangre, de la anarquía, de bestialidad de la crueldad y violencia.

 

 

2383. Es curioso lo atrevido e imprudente que eres, o te muestras; decir: que, ‘los que son como ustedes son los que parecen que quieren tropezar otra vez con la misma piedra y que surja una Segunda Guerra Civil’, todo eso porque no estamos de acuerdo con las monarquías. Tienes la ilusión de que las monarquías dan estabilidad; pero no sabes que, si estuvieran unos meses hablando con total libertad, sin miedo a que te despidan del trabajo, etc., de lo que son en realidad las monarquías en realidad, no lo que ellas nos muestran, entonces sabríamos cuantos republicanos hay. Las personas todas tenemos miedo y a nadie le gusta que le señalen porque va en contra de algo, más aún si se trata de las poderosas monarquías. Digamos que la monarquía tiene un millón de personas ricas, poderosas, influyentes -jueces, industriales, banqueros, políticos, militares, religiosos, catedráticos, etc.-, que están dispuestos hasta ayudarla dándole dinero a cambio de los beneficios que van a recibir en el futuro; después hay unos dos millones que son plebeyos, chupatintas, que se sienten a gusto con los que mandan, son superficiales, y aunque pobres tienen actitudes de fachas de derecha, y si hay monarquía pues ellos a favor de ella. Y luego están los que parece indiferentes, que no leen ni los diarios ni les importa mucho lo que sucede

Pues, como he dicho, en unos meses hablando, informando en los diarios, televisiones, revistas, conferencias, escuelas e institutos, sin miedo ni temor a posibles represalias, problemas con los que mandan, los republicanos se verían con posibilidades de cambiar y abolir la monarquía.

 

 

2384. ¿Cuándo tenemos claro algo, verdad que actuamos, verdad que la acción es instantánea, su respuesta inmediata? Es a eso a lo que me refería. Especular, da vueltas sin fin, es una pérdida de tiempo, un entretenimiento. Pero los problemas, y la pobreza, la miseria, el paro de millones, los desahucios, la brutalidad y la crueldad, la corrupción en todos ámbitos e instituciones está ahí. Y a todo eso, no se le puede afrontar con largos procesos, por fases; pues eso ya lo hemos intentado desde hace doscientos mil años.

Uno, si es afortunado y sensible, lo ve y hace algo, o no lo ve y sigue dando vueltas dentro del círculo cerrado. En definitiva, todo el problema es de uno; y es uno el que tiene que resolver, y las soluciones son una enseñanza para los demás.