Torni Segarra

Seleccionar página

 1737. Lo has descrito todo, como si todo funciona, o funcionará, de maravilla. No hay que ser pesimista, pero un bobalicón lleno de esperanza tampoco.

La prueba de que todo funciona mejor es la capacidad que tenemos para descartar la corrupción y la inmoralidad, no la de los políticos solamente; sino la corruptos, lo inmorales, lo injustos e insensibles, indiferentes, que somos cada uno de nosotros. Y de ello viene la pregunta: ¿Puede alguien que no quiere la corrupción, votar a corruptos ladrones?

 

 

1738. Esto nos demuestra que, por muy sabios, especialistas, que sean las personas, pueden ser ignorantes y dejarse engañar, al no comprender en realidad qué es la vida, quiénes somos los seres humanos. Sé que esta descripción es un tanto severa. Ya que todas las personas somos vulnerables, no podemos controlar todo.

 

 

1739. Las palabras, lo que se dice, no pueden describir la realidad que está más allá de esas palabras. Por tanto, como siempre estamos solos, somos sólo nosotros, cada cual, el que tiene que descubrir dónde está lo falso y descartarlo.

 

 

1740. Es curiosos que digas que no quieres la violencia, la guerra, pero justifiques la violencia y la guerra de los tuyos.

También amonestas porque uno habla de una guerra del pasado; pero tú, hablas de la guerra que te interesa. Además, dices que, en toda guerra, se hacen toda clase de barbaridades, cada uno mata como puede, etc.

Pero, ¿qué es una guerra? ¿No es un enfrentamiento armado que cada uno hace lo que puede con tal de vencer, por lo que hay que aniquilar a los que también quieren hacer lo mismo?

Así que, cuidado cuando hablas de guerra, pues su raíz está en un enfrentamiento, sea el que sea.

 

 

1741. Pero, ¿por qué tú sí que puedes hacer las cosas que necesitas para sentirte bien -digamos homenajear a personas guerreras, que han tenido que matar para ganar la guerra- y los otros no pueden hacer lo mismo? Y es ahí -en la injusticia, en la desigualdad-, donde está la raíz de la violencia, del terrorismo, de la guerra, ya sea una mundial o la de un barrio contra otro.

 

 

1742. ¿Ahora ya te has hecho facha? Tienes todo el derecho a ser facha; pero, yo tengo el derecho y el deber de decírtelo. Una vergüenza, cosa de patéticos, si esto es verdad.

 

 

1743. Parece ser, que los periodistas tienen la orden, de los que mandan de los diarios, televisiones, radios, etc., que cuando algún grupo se salga del sistema de castas clásica de los partidos, donde todos callan y obedecen como corderos sumisos, y lo ponga todo patas arriba, lo traten como si se fueran a auto aniquilar con riñas y pleitos, disputas. Y es que hemos heredado, el autoritarismo, el callar y obedecer al jefe, al presidente, al rey. Pero, los jóvenes, que son nuevos, han perdido el miedo entre ellos y a los carcas viejos de mente estrecha, cazurros; y por eso, discuten, investigan, indagan, cuestionan,

Por eso, los viejos carcas, se han de dar cuenta que están condicionados; y, tienen que descartar esa pesada carga del pasado, que es su condicionamiento.

 

 

1744. Si me permitas que te lo diga, no hay meta donde llegar. Pues si tenemos una meta, una idea de lo que tiene que ser la meta, eso no es lo real, lo verdadero. Porque lo que está más allá de las palabras -lo real y verdadero- no es una cosa estática, programada, que se consigue con un método, siguiendo a un gurú, maestro.