Torni Segarra

Seleccionar página

2989. Pero, una de las principales cuestiones no la has nombrado: ¿cómo solucionan el conflicto entre los nacionalismos, el centralista, y los independentistas, que quieren la libertad? Pues, mientras no se solucione, no habrá paz suficiente para hacer algo verdaderamente que traiga el orden, el progreso, entendido este como el reparto de la riqueza, la igualdad, la libertad, el respeto, que es la ausencia de corrupción.

 

 

2990. Pues aquí hay uno que se llama popular -que se supone que también es populista- que tiene todas las trazas que has descrito para definir los populismos.

 

 

2991. ¡Qué tontería! Pero, sin tu apoyo, complicidad, ayuda, ese señor no puede ser presidente. ¿Te crees que somos niños, bobos, o dementes? Das pena, vergüenza.

 

 

2992. No lo compliquemos, un maestro de escuela, un profesor, su trabajo es enseñar todas las materias para poder tener un oficio. Y ese trabajo es exclusivamente docente.

Los padres, solamente tienen la responsabilidad de controlar los resultados de esos estudios, enseñanza; y también, de la responsabilidad de la educación social, humanística.

 

 

2993. La imagen no tiene ningún valor cuando vivimos la vida con pasión, atentamente con toda la energía. Entonces, ahí la imagen no cuenta. Es decir, ante un dolor profundo, la pérdida de algo valioso, un hijo, un brazo, un empleo, la pareja, en esos momentos nos hacemos vulnerables, sencillos, compasivos, y vemos a todos por igual, ya se negro, mulato, rubio o blanco, pobre o rico, culto o no.

 

 

2994. El nacionalismo centralista español, se cree que es tan bueno. Pero, sus resultados cuando actúa son malos, crueles, fanáticos de derechas, herederos del antiguo régimen franquista.

 

 

2995. ‘Una vez cuando era muy jovencito, me explicaron que la vida es cómo una gran orquesta, todos los instrumentos por pequeños e inútiles que sean son importantes para que la canción suene agradable, no lamentes que existan personajes de este tipo, quizás su sonido sea necesario para algunos oyentes.’

Eso, es verdad. El problema llega cuando uno tiene que perder; cuando uno le toca un instrumento que los demás lo infravaloran, desprecian, es ridiculizado.

 

 

2996. Veo que sigues removiendo el pasado; y si sigues por ahí con tanta insistencia, nos va a traer malas consecuencias. Ya que, todos tienen, tenemos, algo que lanzar a la cara de los otros. Pues, en todo conflicto, enfrentamiento, guerra, cada uno que lucha lo hace como puede: intenta destruir todo lo del que considera que es su enemigo, ataca por todos los medios para matar y así destruirlo y vencer.

 

Cada bando, tiene sus ventajas y desventajas, que le proporcionan sus amigos, sus favorables, que les ayudan, apoyan en todo lo que pueden; y otros, que quieren que se modere para no llamar tanto la atención de su represión, violencia, sus maldades, asesinatos.

 

 

2997. Como todo lo que se diga va a usarse en una u otra dirección, a favor o en contra, de los dos bandos enfrentados, sólo podemos decir: los amigos de mis amigos son también mis amigos; y los enemigos de mis amigos, son también mis enemigos.

Esa es la condición humana, ¿podemos salir de ese bucle infernal que tantas malas consecuencias nos genera: conflictos, enfrentamientos, crueldad, violencia, guerra y sus matanzas?

 

 

2998. Estos magnates del periodismo, de los diarios, etc., en vez de informarnos de lo que ellos quieren, interesa, y en el momento que les va a hacer más daño a sus contrarios, deberían de cuidarse de que sus vidas sean no corruptas ni inmorales. Para que así, cuando repartan sus riquezas, prebendas, propiedades, hubiera menos pobres, miserables, los menos desafortunados.

 

 

2999. Él lo desarregla; pero ahora, dice que lo quiere arreglar. La cuestión está en hacer y deshacer, en las marrullerías, en querer escalar en el poder, dándose importancia y valor.

Pero los hechos, dicen que todo son palabras de una persona de derechas y todo lo que ello lleva consigo: la insensibilidad, la indiferencia, ante los pobres, los más necesitados, los desamparados.