Torni Segarra

Seleccionar página

1814.  Bueno, lo podemos complicar todo lo que queramos. Porque si cogemos que todo es negativo, o todo positivo, ambas posturas si no nos detenemos nos llevan hacia el infinito. Y el infinito, quiere decir que no tiene fin. Por lo que, se convierte en una especulación, un entretenimiento.

 

Podrías, si quieres, señalar algo en concreto y lo investigamos.

 

 

 

 

1815. Bueno, Mary.

 

¿Qué piensas de la monarquía? ¿Crees que es un sistema inmoral? Los romanos eran republicanos; creo que es una de las cosas interesantes que tuvieron. Aunque también eran crueles dictadores. Así Julio César, que algunos senadores vieron en él a un dictador como un tirano, que ambicionaba restaurar la monarquía. Y, por eso, y mucho más, fue asesinado por un grupo de senadores formado por algunos de sus hombres de confianza y antiguos lugartenientes, que urdieron una conspiración con el fin de eliminarlo. Dicho complot culminó cuando, en los idus de marzo, los conspiradores asesinaron a César en el Senado.

 

 

 

 

1816. Todo por culpa, por ser nacionalista centralista; y la ansiedad que les da al ver el peligro que su patria se ponga al día en igualdad, respeto, justicia; y perder las prebendas.

 

 

 

 

1817. ¿Tú cómo sabes lo que pueden votar o no en una votación limpia, no corrupta, libre? El que dice que sabe, no sabe; porque todo no se puede saber; siempre se puede escapar algo, que por nuestra ignorancia no podemos ver ni controlar.

 

 

 

 

1818. ¿Qué se puede esperar de un racista, xenófobo, que es miembro del partido más corrupto, ladrón, de Europa Occidental?

Si tuviera dignidad, si fuera un hombre completo, verdadero, no habría entrado en ese partido, o salido lo antes posible.

 

 

 

 

1819. Esto es como las películas del Oeste -los westerns-, donde las autoridades -los ricos, los poderosos, el médico, el juez, los que mandan- critican, con sus esposas y amistades, a las prostitutas del Salón, bar, y que ellos mismos hacen sexo con ellas. Son hipócritas, falsos, mentirosos, crueles y despiadados, ya que generan desorden, corrupción, dolor.

 

 

 

 

1820. Cuidado con Obama, que también tiene ideas de ‘chiflado’, con sus ambigüedades, con su premio Nobel de la Paz, y sus guerras, sus complicidades con los que promocionan, alientan y ayudan al terrorismo. A las guerras que a él le conviene, calla, consiente, como si no fueran guerras; pero a las que a él no le gustan ni le interesan, pone en marcha todo el aparato mediático para desacreditarlas, y pone también en marcha toda la maquinaria bélica convencional o no.

 

 

 

 

1821. Con ironía, sarcasmo, cinismo, no vamos a solucionar los problemas. Así llevamos toda la vida; además, el tú más que yo, nosotros o vosotros somos los buenos o los malos, eso nos hunde más en el barro de la mentira y corrupción. Ya que la verdad no es de nadie, ella se abre camino de instante a instante.

 

 

 

 

1822. Esa es la solución. Es decir, ¿puede una persona que le repugna la ladronería, la corrupción, votar a los corruptos? Si no los votáramos, no saldrían elegidos para mandar.  

¿Es eso posible? El problema está, en que primero para no ser corruto tengo que eliminarla de mi vida; de mi manera de vivir, de la vida cotidiana.