Torni Segarra

Seleccionar página

  

1050. El ego, al tener medio de no ser, cuando llega y opera lo estropea todo; el amor no puede ser. Porque quiere cambiar la realidad que le da miedo, y entonces vienen los pleitos, las disputas, el conflicto.

 

 

1051. ¿Quedarse con alguien para qué, para buscar seguridad, encontrarnos seguros? Tengo una amiga, abogada, que dijo que vivir con un hombre se ha convertido en todo un peligro.

 

 

1052. Uno de los ejes de la vida, de todo lo que existe, es el mismo existir -el otro es el morir-. Para que algo exista se tiene que crear; y la vida se crea mediante la unión sexual. Pero esa necesidad es tan importante y precisa, que todos los seres vivos han de participar para que la vida prosiga.

De manera que el sexo es tan importante, por el deseo que genera, como el comer, beber; por eso, se mata por una hembra en la selva; se matan las parejas por celos, por la necesidad de satisfacción de ese impulso de creación, que tiene en la culminación del acto sexual.

 

 

1053. Creo que cuando un cambio dramático sucede en la vida de las personas y los animales, no solamente actúa un factor determinante, sino que son muchos factores los que actúan, o están obligados a hacerlo.

Para que los homínidos pudieran cambiar su mandíbula y los dientes, así como cocinar los alimentos, comer carne -aunque recurrentemente siendo vegetarianos ya comían, cuando en un enfrentamiento con otra especie más pequeña mataban a uno, y todos los demás huían, se lo comían, primero el jefe y después él iba dando a cada uno un trozo, según el rango en el grupo-, fue cuando decidieron o fueron obligados a bajar de los árboles, alejarse de la selva, el bosque, y enfrentarse con la sabana, pradera. Pues es entonces, en ese momento tan dramático y peligroso, cuando se tiene que poner de pie, pues la alta hierba no le deja ver que es lo que hay más allá de donde se encuentra.

Y de esa manera es cuando ya pudo hacerse cazador, carroñero, ladrón de presas que otros cazaban. Y por supuesto, fue preciso, igual que cambio su esqueleto al hacerse erectus, que su boca, mandíbula, rostro, pies, piernas, brazos, etc., cambiase a más homo.

En cuanto al cambio de dieta, al alejarse de los árboles es preciso que comieran lo que había por allí -raíces, roedores, pájaros, conejos, animales pequeños-. Y, entonces, se dieron cuenta que la carne era el mejor combustible para enfrentarse a los retos; de ahí que se hicieron dependientes de la carne. De lo contrario, si la alimentación en los árboles hubiera sido más energética que la del llano, de la pradera, hubieran vuelto a los bosques, pues hubieran sido demasiado débiles para enfrentarse a los grandes carnívoros y herbívoros.

 

 

1054. Tanto las personas, como las cosas, han de ser amadas si es que queremos que nuestra vida no sea una amargura.

 

 

1055. Un amigo te puede decir lo que quiera, se puede mostrar amoroso, complaciente, cooperador, pero puede llegar un momento en que hace todo lo contrario. Pues, puede que haya perdido el interés contigo, se aburre, te encuentra superficial, vulgar. Y entonces, todo es insoportable, de manera que desaparece.

 

 

1056. Creo que la mala fama de la oscuridad en sí, nos viene de cuando vivíamos hace un millón de años. ¿Nos imaginamos lo que significaría para un primate vegetariano el que llegara la noche con su oscuridad? De noche los animales, salvo los felinos y otros animales pequeños, no tienen una visión clara para orientarse, menos en lo lejos, por lo que la oscuridad impera por todas partes; acompañada de grandes gritos y bramidos de las víctimas y sus depredadores en su lucha por la vida y la muerte. Todo eso sería traumático, aunque fuera algo cotidiano que ya estaba instalado en el subconsciente.

La oscuridad de la noche tiene otro peligro si caminamos por el campo de noche, al no tener una visión clara podemos tropezar o poner el pie en un lugar inadecuado y hacernos daño. Los aborígenes de Norteamérica no querían hacer la guerra por eso, porque era como hacer algo inadecuadamente y esperaban a la luz del día para volver a la lucha.

En cuanto a la oscuridad de la bóveda celeste de noche, o cuando no está el sol de manera que nos alumbra, y la que hay por todo el universo infinito, creo que la explicación está en la incapacidad de nosotros, de nuestros ojos de ver, como lo ven ciertas aves o felinos, donde ellos sí que pueden ver que todo no es oscuridad, negritud. Y, por tanto, si un ojo estuviera muy desarrollado en cuanto a capacidad de poder ver en todas las circunstancias, con luz solar, la que sea, o sin luz alguna, tal vez, no veríamos el firmamento oscuro, negro.

Ese problema es como el siguiente: si todo el proceso de la vida, nacer, crecer y morir, se acelerará todo lo máximo de manera que todo pasará en instante, ¿qué sería de la muerte y la vida? Pues en esa aceleración todo se fundiría y sería como una chispa. Es decir, tendrían que ser las dos a la vez, si es que eso pudiera ser.

O sea que la oscuridad y la luz, es la misma dualidad de la vida y la muerte; que, de momento, nosotros no podemos comprender, ver claramente como vemos estas palabras.

 

 

1057. El amor de los suspiros es el amor de la frustración, del querer y no poder conseguir eso que tanto deseamos. Pero la realidad es como es, o la comprendemos, o ella se impone.

 

 

1058. Hay algo que no encaja: Si tú eres todopoderosa, una diosa, ¿por qué viendo como estoy sufriendo, no lo arreglas de manera para que no sufra nunca jamás? No se trata de respuestas con palabras, libros, justificaciones, con historias fantasiosas, supersticiosas. Sólo se trata de si lo ves o no lo ves.