Torni Segarra

Seleccionar página

3088. Pero cuando a alguien le acusan de ilegal, de que está haciendo algo ilegal, ese que acusa lo tiene que demostrar ante la justicia, un juez. Y si se demuestra, caso por caso -no globalmente-, que hay ilegalidad, se aprueba una resolución legal para solucionar esa ilegalidad.

 

 

3089. Con el currículum vitae que tiene -inmensamente rico, derrochador, racista, xenófobo, misógino, explotador brutal, cruel, descarado, demasiado poderoso, de extrema derecha- no hace presagiar nada bueno para los menos afortunados, los más desfavorecidos.

 

 

3090. Eso es cierto. Pero si uno hizo, pongamos hizo cien deportaciones, éste de ahora hará millones. Ese es el problema. El problema no es lo que se hace, porque a veces es preciso tener que hacer algo para intentar solucionar los problemas, sino cómo se hace.

 

 

3091. Susie. Estoy un poco preocupado porque a Trump lo habéis erigido en una especie de salvador, algo parecido a un gurú, maestro, mesías. Y, eso es una barbaridad, un disparate. Ya que él, según como tiene encauzada su vida, su manera de vivir, no va a poder resolver los problemas de las personas menos afortunadas, los más necesitados -aunque él lo prometa sin parar, y se desgañite diciéndolo-.

¿Ves dónde estás, te das cuenta la tierra que estás pisando? Acuérdate que la realidad, lo que es, no es lo mismo que lo que nos gustaría que fuera; y por eso, inventamos otra realidad que a nosotros nos gusta más, nos satisface más.

 

 

3092. Todo lo que dices, Susie, es cierto. Pero, no puedes negar la contradicción de que un millonario, como D. Trump, diga que quiere ayudar a los pobres, los que tienen menos posibilidades. Porque, si eso fuera verdad, tendría que deshacerse de sus riquezas, caprichos, sus derroches, que tiene; al igual como todos los ricos tienen. Si no, no serían ricos con sus maneras de rico.

Desde el primer día que hablamos de esto, pretendo incidir en eso que he dicho: para ayudar a los menos afortunados, a los desgraciados, hay que empezar por la manera de vivir de cada uno. Es como si alguien pretende la castidad, quiere que los demás sean castos, pero él no es casto en absoluto.

Creo que el Sr. Trump, se ha metido en un torbellino de desorden. Ya que ha vendido un producto, que no es real ni verdadero. Puedes decir, que todos hacen lo mismo. De acuerdo, pero ahora le toca a él. Pues él, si los otros hicieran lo mismo que hace él, también lo cuestionarían, señalaría dónde está el error, lo falso, lo no verdadero.

 

 

3093. Hay varios problemas en esa palabra liberación. ¿Quién está liberado, cómo se puede saber? ¿Hay una autoridad, un tribunal que diga quién está liberado o no, y esa autoridad quiénes le han dado la autoridad para respaldar ese tribunal para decir quiénes están liberados? Y así, llegaríamos al infinito, al sinsentido, al absurdo, a lo inexplicable.

Por eso, eso de decir que alguien está liberado depende de cada cual que lo dice. Pues, otro puede decir, que ese que dice que está liberado no lo está todavía, porque tiene cara de tonto, e ignorante, que se cree todo lo que dicen los demás.

Es decir, el principal problema es tener conclusiones, certidumbre, pues todo eso nos lleva al fanatismo, a la fe, a los dogmas, a las ideas y teorías, a las religiones y sus supersticiones. Por tanto, no sabemos nada. Y desde esa nada, todo llegará si tiene que llegar. Pues, si ya sabemos lo que tiene que llegar, dejaremos de ser libres, porque iremos tras de ello, haciéndonos dependientes, esclavos de ideas y teorías.

 

 

3094. Pero el que te acusa de ilegal lo tiene que demostrar mediante la aplicación de la ley. Y entonces, uno podría recurrir esa ley ante el Tribunal Supremo, Constitucional, La Corte Penal Internacional, la ONU, etc.