Torni Segarra

Seleccionar página

3095. Sí, eso ya lo sabemos. Ahora falta saber si podemos estar verdaderamente libres del nacionalismo, de la tribu, de la familia, de la religión, de las ideas y teorías, libres de la pareja, del esposo, etc. No repetir, creer en una cosa, porque lo ha dicho el gurú tal, el maestro famoso, el líder sugerente y atractivo. Porque eso no tiene ningún sentido.

 

 

3096. Antes que nada, quiero decirte, Susie, que no estoy en contra de nadie. Solamente te estoy informando sobre la manera como vive una persona -en este caso D. Trump-.

Tú dices, ‘no hay nada malo o problemático con ser rico, adinerado.’ Bien, esa es tu opinión. Y las opiniones personales no son la realidad, cuando buscamos lo verdadero, entendido esto como ver la posibilidad de eliminar el sufrimiento y el dolor de todas las personas.

Pues sigamos. El ser rico, nacer en una familia de ricos, el hacerse rico, no es el problema. Pues, el problema es cómo se hace una persona rica, o cómo puede vivir una persona como un rico.

También hay que decir, que mientras tengas en la cabeza a D. Trump, como estás llena de emoción por él, todo lo que digas, o digan los demás de él, tú vas a interpretarlo si no va a su favor siempre como un ataque; y aunque tal vez pueda serlo, eso no es mi caso cuando hablo contigo.

Cuando los ricos terratenientes tenían esclavos importados de África, a la fuerza y vendidos en EE.UU., y otros lugares, ellos también decían que les hacían un bien a sus esclavos, pues les daban de comer, les daban cobijo, ropa. Pero eso era algo tan infantil, tan inhumano e inmoral, que hasta en aquella época el Norte, más culto y humano, decidió abolir esa esclavitud cruel. Y, los esclavistas no querían porque si se abolía la esclavitud, ellos ya no tenían el negocio a su favor, que era el esclavo que no cobraba dinero por su trabajo ni tenía libertad, era una mera propiedad del dueño, como una casa, un caballo, un mueble. Y de ahí, de esas maneras, nace toda riqueza, con su opulencia, lujo, derroche. ¿Te das cuenta el terreno que estás pisando?

El bien a los otros, no se tiene que hacer a cambio de algo, por algo. Si yo te digo que te quiero, te amo, no te puedo exigir que hagas algo para halagarme, algo a cambio para ser más adinerado, rico, tener más propiedades. Porque, se supone que la vida, como la vivimos, ha de estar sustentada por el humanismo, entendido éste por la compasión, el respeto, a las personas.

Por eso, un negociante, sea quien sea, que va detrás de los negocios porque quiere hacerse rico, o seguir siendo rico, que derrocha, que despilfarra, que tiene de sobra de todo sin darle ningún valor real -mira los ricos como destruyen la comida, la ropa, los bienes, pues no le dan ningún valor, mientras hay millones de personas que no tienen nada-. Y no se da cuenta del coste que tiene esa riqueza, en los menos afortunados que trabajan o no para él.

Tú puedes decir, que los ricos tienen el derecho de serlo, y eso es verdad. Pero también tienen el mismo derecho quien quiera cuestionarlos, informar de su actitud negativa a la hora de solucionar los problemas para que no haya pobres ni miserables.

La tierra es nuestra única casa que tenemos. Y resulta que, en esa casa, hay unos que viven derrochando de todo, porque explotan a los otros que viven en la misma casa, son indiferentes a sus problemas de hambre, de salud, de las no posibilidades que tienen de salir de esa precariedad, de la pobreza, la miseria. ¿Verdad que parece algo increíble que todos viviendo en la misma casa, unos arrogantes, descarados, inhumanos insensibles, vivan en la más descarnada opulencia, y los otros además de servirles, que vivan en la pobreza? Tú, o alguien, puede decir es que ellos son como la escoria, son vagos, no saben nada, mal educados, sucios, etc. Pues eso es debido a que los ricos que los explotan, no les han dado una educación como es debido, no han creado las condiciones para que puedan tener la educación y la preparación necesaria para poder defenderse y exigir que se les respete como seres humanos, su dignidad.

Si tú tienes a una persona empleada que te limpia la casa, va a comprar la comida, te hace la cama, etc., ¿no te preocuparás por ella, por sus problemas, lo que necesita, si tiene hijos, saber de su salud, sus problemas, al colegio que van, si en ese colegio hay lo necesario como es debido, con sus profesores, limpieza, buenas instalaciones, le informaras de lo adecuado que es hacer las cosas adecuadas para que la odien y la tengan por una persona maleducada, una loca?

Pues, si eso fuera así en cada persona, no habría ningún rico ni ningún pobre. Porque desde el principio hasta el final todo depende del amor que tengamos hacia los demás.

 

 

 

3097. Lo que quiere decir que el nacionalismo, queramos o no, lo llevamos dentro. Y por eso, luchar contra eso es el problema, ya que nos divide, nos pone en conflicto interno. Que por la fuerza de los hechos ha de salir a fuera, generando desorden. Pero si comprendo que el nacionalismo, se ve que es tan real como la muerte, que no se puede evitar, entonces todo cambia. El nacionalismo es como el color de la piel, el idioma, la raza. están ahí por mucho que queramos eliminarlo.