Torni Segarra

Seleccionar página

3116. ‘Desde hace dos años vivo en estado de paz y felicidad ¿qué es?’.

Es una mezcla de suerte, por ser sensible a todo lo que te rodea, a todo lo que estás viviendo. Y todo eso, genera orden. Pues sin orden, ausencia de división y conflictos, la felicidad no puede ser como tal la conocemos. Pues, hay algunos que se creen que son felices, pero su vida está presa de la división, fragmentación interna; que va a generar desorden, que se puede manifestar cuando llega una situación nueva, que nos conmueve y nos sacude.

 

 

3117. No es tan fácil no generar rechazo a quienes hacen actos terroristas; y los que los apoyan, callan, se sienten aliviados por esa violencia.

Cada acción responde a algo que la provoca. Por tanto, tanto la defensa como el ataque están unidas, relacionadas entre sí. Cada uno tiene que ver la parte que tiene en todo ello. Y, tal vez, el racismo, el odio contra el que va contra nosotros, no podrá arraigar.

 

 

3118. ‘¿Por qué un hombre negro serviría en una administración llena de gente intolerante? Lo mejor que puede hacer es oponerse desde el principio.’

O, no. O puede que él con su ejemplo de tolerancia, respeto hacia los demás que trabajan con él en la oficina, en el trabajo, etc., transforme esa intolerancia en aceptación, en respeto, en amistad.

 

 

3119. Pues, los que vienen también seguirán siendo corruptos. Porque, los políticos, y las personas, somos corruptas. Cuando antes lo asumamos todo irá mejor. Porque dejaremos de dividirnos de la realidad, de lo que es, de lo que está pasando, queriendo inventar algo que no es un hecho. Y, desde ahí, surge el desorden, la indiferencia, la confusión.

 

 

3120. Defender a alguien acusando a los otros de lo mismo, no es el camino adecuado. Se puede informar, señalar el error, de los otros. Pero eso no exime de que unos sean racistas, xenófobos, misóginos, brutales, crueles, derrochadores insensibles multimillonarios.

 

 

3121. Un mentiroso estafador, ¿crees qué es mejor? Él va a hacer las cosas para que sus negocios vayan a más -incluyendo a todos sus colegas ricos y empresarios-. Mentir, falsear la realidad, es corrupción, inmoralidad.

 

 

3122. Para él lo que cuenta son los ricos y poderosos que le han votado. Y es a esos a los que va seguir ayudando. Pues son sus amigos, colegas, que todos hacen los mismo: ganar mucho dinero para vivir en la riqueza y la opulencia, el lujo a veces chabacano.

Los demás son como sus empleados en los resorts, hoteles, empresas.

 

 

3123. Hoy os he visto en el programa, ‘Café Filosófico’, en … Cuando investigabais los prejuicios. Gracias.

Los prejuicios tienen la raíz en la ignorancia, en el miedo. Nosotros queremos tener seguridad. Y cuando no la tenemos la buscamos de todas las maneras. Pero, como la seguridad no existe en absoluto, inventamos lo que nosotros creemos que es la seguridad.

Por ello, hemos inventado los prejuicios; decimos este es blanco, negro, flaco, gordo, europeo o africano, sin darnos cuenta que esto nos divide. También decimos este es creyente o no creyente, de izquierda, de derechas, etc.

Bueno, ahora vamos a lo que nos tiene que interesar: ¿Podemos estar libres de prejuicios, no viendo al viejo, al bonito, al feo, a la mujer o al hombre, e ir más allá de lo que las palabras dicen?

Las palabras como son temporales, del pensamiento, no pueden describir lo que está más allá de ellas. Por lo tanto, ellas al ser materia, solo nos sirven en el ámbito técnico, científico, doméstico. Por eso, ellas sólo ven lo material; no ven la esencia del hombre. Y dicen este es negro, rojo, rubio, moreno, es mi enemigo del que me tengo que defender.

En definitiva, que los prejuicios son cuando el ‘yo’ opera; son fruto del ego. Y, mientras tanto tengamos el ‘yo’, los prejuicios serán con nosotros.

Otra cosa es, si es que podemos, si es posible, liberarnos para siempre del ‘yo’, siempre divisivo, conflictivo, causante del desorden y la confusión.

Con afecto.