Torni Segarra

Seleccionar página

1884.  El problema está en que la verdad no se puede describir con palabras, ni tampoco con hechos. Porque cada cual tiene su verdad, sus actos, que él cree que es lo verdadero. Incluso si decimos, que la verdad es no tener ninguna verdad, eso no es tampoco lo verdadero.

 

 

 

1885. El pasado, si hace falta se tiene que mirar, investigar, para poder ver las bestialidades que las personas hacen. Decir que el pasado no se tiene que mirar e investigar, es porque hay miedo de ver, tal vez, lo que los tuyos han hecho.

Fue curioso que los vencedores de la guerra civil española -1936/1939- no querían ni quieren hablar de lo que pasó en esa guerra. ¿Por qué? Porque en toda guerra, tanto el vencido como el vencedor, son todos igual de crueles y asesinos. Pero, el vencedor se presenta como el bueno, y al vencido como al malo. Y claro, si se investiga con toda claridad, libertad, resulta que el asesino también es el vencedor; y eso para las personas que dicen que quieren el orden, los ricos y poderosos, para los beatos religiosos, era algo intragable, inasumible para hablarlo con sus hijos, nietos, sobrinos, etc. Pues se les descubría, veía lo hipócritas, lo cretinos que eran, por tener que mentir y falsear la realidad.

 

 

 

1886. Hay personas que de tanto repetir las mismas costumbres, no se enteran de lo que han hecho, están haciendo; y cuando alguien les pone el espejo delante de ellos para que se vean tal cual son, se sorprenden. Lo desafortunado es que, a pesar de eso, de verse tal cual son, ellos proseguirán en sus maneras corruptas, inmorales, inhumanas.

 

 

 

1887. Esa persona, y los que le siguen y adoran, pueden decir lo que quieran; pero su palabra no vale nada. Sólo quieren chupar cámara, para poder ganar. Y luego hacerse ricos que todavía no lo son socialmente. Pero, por desgracia para ellos, no se dan cuenta que por mucho dinero y poder que tengamos, siempre seremos lo que somos nos guste o no.

 

 

 

1888. Pero, ¿tu verdad sólo vale para ti? Y la verdad de otro seguramente no te sirva para ti. ¿Cómo se armoniza esto, cómo lo hacemos para no chocar, destrozarnos, matarnos?

 

 

 

1889. ‘Tratar de imponer una sociedad libre en el mundo no es libertad.’

Porque mi libertad, no es la libertad de los otros. Y la libertad de los otros a mí me molesta. Sólo sin querer nada, sin tener ideas de lo que es la libertad, tal vez, ésta puede suceder.

 

 

 

1890. Ya que se ha mencionado a EE.UU., ¿cómo podían los colonos conjugar el ser libres en una tierra donde los nativos no los querían, porque eran demasiado expansionistas, desarrollados técnicamente? Pues la libertad de los colonos necesitaba apoderarse de la tierra e imponer sus costumbres a unos -los indios- que vivían como en la edad de piedra. Así que, la libertad, la supervivencia de unos, chocaba con la de los otros. ¿Podía haber ahí libertad? Porque, si las dos partes consentían en renunciar, también las dos perdían. Por lo que, solamente comprendiendo lo que sucedía desde la raíz, o habría que deshacer el camino y dejar a los nativos; o hacerles la guerra e intentar exterminarlos. Pues, tanto entre los invasores, como en los nativos, la santidad entendida como el renunciar a todo, incluyendo la vida, no era entre ellos.

 

 

 

1891. Según tú dices, ‘el sectarismo de izquierdas, de derechas y el nacionalismo, son las dos grandes lacras de la política’. Ahora, espero que no seas tan ignorante, de creer que tu partido de centro, y tu nacionalismo, no son una lacra también igual que todos. Y si no lo ves así, entonces actúas como un dictador que dice: ‘Yo sí que puede hacer política de centro, puedo ser nacionalista, pero tú no puedes.’

 

 

 

 

1892. Para John C Mather. Senior Scientist, Cosmology. NASA/GSFC. 

He leído tu entrevista publicada el 11-10-2016 en el diario… Gracias. 

Primero que nada, hay que preguntarse si somos capaces de saber qué es el universo en cuanto a su dimensión, origen, edad, creación; no lo podemos saber, ¿verdad? Por tanto, decir que el universo no empezó, como decir que sí que empezó, en un bang no tiene ningún sentido. Pues como estamos tratando del infinito, todas las posibilidades en favor o en contra de todo lo que digamos, pueden ser infinitas también. Así que, no podemos llegar a comprender completamente el universo. 

Estoy de acuerdo contigo, en que los robots que programemos se pueden desarrollar, o se programarán ellos mismos, aprender por sí mismos. 

Es cierto el temor de tu respuesta a la pregunta: ‘¿Por qué deberían ser peligrosos unos robots que no han sido programados para ser agresivos?’ Creo que todo el problema está en nosotros, los seres humanos. Porque lo inventado está condicionado por el inventor, el creador, el programador; de manera que todo lo que inventemos, programemos, va a ser exactamente como nosotros. Y por eso, los robots van a reproducir nuestra manera de vivir; y por eso, desarrollar el instinto de supervivencia. Y como consecuencia, como tú dices, proseguirá una selección que son los que sobreviven; desarrollándose el instinto de supervivencia, el hecho de ver a los otros como enemigos y las conductas de atacar para defenderse. 

Finalmente, creo que vivimos atrapados por ese universo y sus leyes para la vida: una célula viene de otra célula; y esas células ya llevan inscrito el instinto de supervivencia, que es la reproducción. De lo contrario, sino hubiera reproducción y el instinto de supervivencia, no se habría creado la vida, nada. 

 

Te envío estos escritos, que son los problemas que generamos para sobrevivir; e intentar buscar la manera para resolverlos; aunque así llevamos, lo intentamos, desde hace medio millón de años; y no hemos podido resolverlos.