Torni Segarra

Seleccionar página

2043. Bonitas canciones, euforizantes; pero las letras superficiales e irreales.

 

 

2044. La vida está constituida para poder reproducirse, propagarse; y por eso, necesita mucha energía para que esa actividad de regenerar la vida pueda ser. Y para empezar todo ese proceso se necesita una semilla, que, en el caso de los animales, los hombres, para que sea ha de haber una unión, cópula entre una hembra y un macho. Pero, las cosas en la vida, las que están atadas a la naturaleza, no pueden ser caprichosas, que los animales y los hombres puedan optar, hacer o no hacer; son como un mandato, una orden que le damos al ordenador, a una máquina cualquiera. Y así asegurarse la reproducción.

Y para que esa unión, cópula, no falle, la naturaleza la ha provisto de algo más que un regalo para cada vez que se realice: el placer sexual, o gozo, dicha, éxtasis, frenesí, etc., para cada uno de la pareja que interviene. De manera, que todas las dificultades, esfuerzos, problemas, complicaciones, que van a provocar la implantación de la semilla de una nueva vida, en esos momentos de la cópula no se ven, ni son vistos como algo que genera la posibilidad de generar negatividad para el desenvolvimiento de la vida de la pareja.

Por eso, la puesta en acción del mecanismo del sexo, actúa como una droga capaz de ir más allá -de inhibirse- de todo lo que no sea el acto sexual.

Hay que decir, que en los animales no podemos hablar de estimulación por el placer -porque ellos no son conscientes como nosotros, hasta el extremo, como hemos hecho nosotros, de alterar el ciclo sexual para que sea continuado, no cíclico o temporal- pero sí por un instinto arrebatador que los altera, llenándolos de fuerza y vigor para que la cópula sea satisfactoria.

 

 

2045. ¿Los planes y las estrategias, los métodos para sacar beneficios en la vida, son ciertos, nunca fallan? Tanto si son ciertos o no, si los convertimos en un negocio, una inversión para el futuro, eso va a generar el mismo desorden que queremos evitar.

 

 

2046. ‘Tu fe mueve la mano de dios’. Esa es una gran verdad, literalmente. Aunque habría que añadir: Tu fe crea y mueve la mano de dios.

 

 

2047. O te está preparándolo todo para matarnos. Pues de la misma manera que solamente se ve el resultado de la obra de dios positivamente, también lo puede ser negativamente -si es que consideramos negativo un accidente, el enfermar, morir-.

 

 

2048. En lo referente a tu opinión de que, si viviéramos eternamente, si fuéramos inmortales, la vida sería eternamente aburrida. ¿Tú cómo lo sabes sin pasar por ahí, por ese estado, por esa situación? Pues cambiando un paradigma, adoptando una actitud nueva, todo puede cambiar.

Primero, si viviéramos eternamente, eso quiere decir que no existiría el dolor, ni la enfermedad ni el deterioro ni la degeneración. Ni tampoco el placer. Y a partir de esas premisas, todo lo que digamos es pura ignorancia, atrevimiento, especulación.

 

 

2049. ¿No sería mejor decir, ‘La creencia -la fe- en dios sobrepasa todo entendimiento’?

 

 

2050. Y si esta noche pasada nos hubiéramos muerto, ¿no hubiera sido como la misma obra, la voluntad del Señor, dios, cuando consiente que cada día nos despertemos llenos de vida y ‘permitirme seguir disfrutando de mi familia, amigos de toda mi vida’?

 

 

2051. Eso, si no es una broma, parece racismo puro y duro. Pues, nadie es nadie para estar siempre el primero para darle solamente nuestra energía, nuestros beneficios.

 

 

2052. ¿Por qué hay que usar la sangre para limpiar los pecados? ¿No les parece demasiado caro; una vida? La limpieza verdadera es mental, espiritual, de entendimiento y comprensión, de perdón infinito, sin necesidad de torturas ni muertes sanguinarias.

 

 

2053. La libertad llega cuando amamos a las cadenas a las que estamos atados. Ya que, ese amor a las cadenas es la libertad. Pues la libertad es amor. Y el amor es libertad, son la misma cosa.

 

 

2054. ¿Triunfar no es obligar a otros a perder algo, que nosotros no queremos tampoco perder? En la vida todo tiene un precio, una víctima; que ahora eres tú y al instante siguiente lo es otro, intercambiándose los papeles sin cesar hasta el día que nos toca perecer, morir, que es el fin. 

 

 

2055. La religión es el intento de vivir en orden, que es descartar el desorden. No importa cómo lo hagamos; lo que importa es ver dónde está el desorden y descartarlo. Entendiendo, que el desorden es la división interna, que al salir a fuera, al exterior, va a generar todos los problemas del desorden.