Torni Segarra

Seleccionar página

733. Los deseos no son los hechos, no son la realidad. Por eso, si uno no puede conseguir esos deseos, no pasa nada. Pues lo importante es que no haya división en nosotros, entre lo que queremos y la realidad, que es la vida que nos toca vivir.

 

 

734. La belleza es tener un corazón tierno, limpio, puro, que hace que todo sea nuevo.

 

 

735. Cuánto gasto para una piedra vestida. Por eso, hay tantos pobres y miserables, porque nos distraemos en idolatrías, en supersticiones, en miedos inventados. Pero que no se nos olvide, lo principal, lo primero en la vida son los seres humanos, que son los que sufrimos cuando hay desahucios, hay violaciones; cuando hay pobreza, tanto interna como externa, que genera la crueldad, la violencia, las guerras y sus matanzas, sus refugiados que huyen de las bombas, de las venganzas, de la miseria, de la muerte.

 

 

736. ¿Puede haber victoria mientras exista la enfermedad, la vejez, el deterioro, la muerte? Mientras exista las hambrunas y los que mueren de debilidad, que son vistos como si no fueran humanos, ya que nadie hace nada por resolver su desafortunada situación, ¿de qué victoria, de qué dioses hablamos? Son dioses que no sirven para liberarnos del dolor, del sufrimiento de ver asesinarse el marido y la esposa, de ver la absoluta indiferencia e indolencia hacia los padecimientos de los demás. El dolor es el causante de todo el desorden que hay en todas partes; porque el dolor no es amor.

 

 

737. Dónde hay esfuerzo, con su crueldad, puede haber amor?

 

 

740. No se trata de ganar o de perder, eso materialismo, negocio, mundanalidad. Lo importante es, ¿qué hacemos con nuestra energía, con nuestra vida, con lo que tenemos, el dinero, los bienes, los amigos, los parientes, los hijos? ¿Vivimos atrapados, esclavizados a todo ello, a la vanidad de creer que uno está adorando a lo verdadero y los otros no son capaces?

Pues, mientras esté operando el ego, el ‘yo’, el egoísmo, aunque esté dentro de sus dioses, sus santos, sus vírgenes, sus libros, sus lugares de peregrinación, esté siempre en el templo, nada tendrá sentido ni significado verdadero. Porque, su vida está dividida, fragmentada de ella misma, y por tanto una buena relación con las personas no podrá ser, ya sea que vivan con nosotros o en el otro extremo de la tierra.

 

 

741. ¿Cómo ¡una persona madura espiritual, libre, permanece de rodillas? ¿De rodillas ante quién si todos somos vulnerables, quiero, pero no puedo?

 

 

742. ¿Cómo podemos decir que dios, nos ayuda en todas las cosas, que nos guarda día y noche, si la vida es un valle de lágrimas, de dolor, de sufrimiento, por los retos tan dramáticos que nos llegan, como que nos quieren matar, generándose la guerra?

 

 

743. Superstición, idolatría, miedo, folclore, reunión tribal religiosa. ¿Es todo eso en verdad religión, si todo ello nos divide de los otros, de la verdad que está más allá de la mundanalidad de las creencias, ritos, liturgias, rezos, procesiones cargando las pesadas andas e imágenes en los hombros?

 

 

744. Si el camino es duro, dios su creador también lo será.

 

 

745. Enfermamos porque hacemos cosas indebidas, inadecuadas, y todos hemos de morir. Pues para morir, ha de haber un desorden -enfermedad- que afecte tanto al cuerpo como a la mente; y ese desorden llevado a su extremo, hasta el final, es lo que nos lleva a la muerte. Aunque la orden, la ley de la vida, dice que todo lo que es, ha de perecer. Porque es de la única manera que la vida puede ser.

 

 

746. Pero algo o alguien que es todopoderoso. ¿no tiene el poder para hacer o no hacer lo que quiera? La palabra todopoderoso, no admite dudas, sino que es radical, sin equívocos.

Ahora bien, si se quiere pasar por encima de las palabras, como hacen los políticos que dicen justicia, democracia, libertad, pero no se hacen realidad, esa es otra cuestión.

 

 

747. Seamos libres, pues es de la única manera de aprender por nosotros mismos. Sabiendo que la libertad es compasión y amor.

 

 

748. Cada uno que haga lo que tenga que hacer. Y de ahí vendrá el orden.

 

 

749. Si buscamos la victoria, los vencidos querrán la revancha. Y así nunca se termina el conflicto, la guerra.

 

 

750. ‘Nadie elige a quien amar, pero si a quien olvidar’. Cuando nos olvidamos de alguien, ¿no es porque esa persona no nos ama del todo, y por tanto es él el que desencadena la separación, el olvido?

 

 

751. El matrimonio es como algo que es sobre natural, es decir estar más allá de la naturaleza. Pues en la naturaleza no existe el matrimonio planificado para siempre; sino que todos pueden ser la pareja para reproducirse y al instante siguiente dejar de serlo.

Por lo que hay que ver cada cual de qué es capaz; y eso se sabe viviendo eso que nos parece un problema.

 

 

752. Pero el amor, que lo engloba todo, también puede ser eso que creemos que es rechazable, negativo.

 

 

753. El camino y el destino es lo mismo. Según el destino, así será el camino.

 

 

754. Por más dolor que haya en nuestros corazones, por más indiferencia que nos demuestren, podemos ir más allá y comprender que se trata de comportamientos de las personas condicionadas.