Torni Segarra

Seleccionar página

1928. Ese diario, o éste, se han olvidado de fotografiar a los defensores de los animales, que estaban enfrente de los que defienden la tortura y muerte violenta de los toros.

Esas manipulaciones, es lo que lavan los cerebros para convertirlos en robots insensibles, para así hacerles creer, a esos defensores de la tortura, que no pasa nada, que el gobierno nacionalista centralista español ampara, sostienen, divulga, financia, esa macabra costumbre de torturar a los toros.

 

 

 

1929. Sólo falta la libertad, la independencia, y así todos los problemas que tenéis con ellos habrán acabado -esos a los que tanto odiáis-.

 

 

 

1930. Sí, pero eso hay que verlo; pues, con los que hay ahora, viejos, carcas, están viciados, son adictos al poder, al dinero, a las prebendas. Y están acabados, por sus hechos, sus maneras, su corrupción galopante, su indiferencia al sufrimiento que provocan.

 

 

 

1931. ¿Quieres decir que protestabas, como ahora lo haces, cada vez que abroncaban, insultaban, montaban esa algarabía chabacana, al anterior presidente cada vez que asistía a un acto institucional, durante tantos años? La democracia es la igualdad, sea del color que sean las personas. Por lo que, si no te gusta para ti, para los tuyos, lo que les hacen, tampoco nos tiene que gustar cuando se lo hacen a los demás que no nos caen simpáticos.

 

 

 

1932. El drama les llegará, si apoyan, hacen posible que la derecha corrupta, ladrona, vuelva a mandar, a gobernar. Porque en las próximas elecciones, puede que pierdan gran parte de sus votantes, electores; como ya les pasa cada vez que se escoran a la derecha.

Pero ese es su destino, pues los partidos políticos nacen, crecen, llegan a su esplendor o no, y perecen.

 

 

 

1933. Entonces, esos cinco millones que votan al nuevo partido, que no tiene nada de la derecha, carca, conservadora, ¿qué son de derechas, de izquierda, o de centro?

El partido socialista, ahora se dicen que son la socialdemocracia -que no quiere decir nada, es una indefinición para embaucar a los tontos-, le pasa lo mismo que a sus colegas los europeos: se han hecho viejos, su discurso, sus planteamientos, ya no llenan a los jóvenes, los ven falsos, aburguesados, demasiado convencionales. 

Hay una prueba que es curiosa: desde que ese nuevo partido tiene su pujanza, imparte sus maneras, todos los políticos, los periodistas que les siguen a todas partes, se van quitando la corbata cuando salen por televisión, pues no quieren quedarse atrás con sus maneras carcas, severas, burguesas, incomodas; y, son pocos los que salen con los gemelos en las mangas de las camisas, que es una expresión de despilfarro, chabacanería, derroche superfluo.

 

 

 

1934. ¿De dónde te nace tanto odio por unas personas que trabajan a favor de los menos afortunados, de los pobres, de los miserables, de los oprimidos, que les prohíben la libertad, la independencia, que quieren la igualdad, la justicia, el respeto a todos, sean quienes sean?

 

 

 

1935. ¿Tú te crees que todos se van a tragar la píldora de que apoyen a un partido corrupto, llenos de ladrones descarados, que lo niegan como si fueran subnormales? Parece que no te enteras de la realidad: ese ruido, esa algarabía chabacana, que crean cada vez que dan un paso hacía esa derecha heredera del franquismo, no es sólo de unos cuantos excitados. Los mismos jerarcas carcas, que tienen el mando, están asustados; pues, es de tan calado la decisión de ser cómplices para que vuelva a mandar la cuerda de corruptos, que temen que se los lleven por delante y les pateen y aplasten.