Torni Segarra

Seleccionar página

3570. Se supone que los más altos mandos, dignatarios, a la hora de juntarse dejan la parte negativa, que los divide, y actúan y se presenta como si no tuvieran un contencioso entre ellos.

Cuando hay guerra, no es de extrañar que los ministros, e incluso presidentes, contendientes, se unan en una cumbre o reunión política, para sondear y ver las posibilidades de resolver lo que les divide, los pone en conflicto. Y todas las maldades que se habían hecho, quedan descartadas, al margen, como si no hubieran sucedido. Y eso es una de las maravillas de las relaciones entre las personas, entre los políticos; es decir, hacer todo lo necesario para que el marco original de relaciones no sea alterado por nada -pues si no son buenas nada puede ser, ni política, ni diálogo, ni acuerdo, ni paz-.

 

 

3571, Señora, si a usted le llegan personas muchas veces a su casa y le llaman a la puerta, al timbre, y dicen que quieren hablar; y no les hace ningún caso, Pero ellos insisten una y otra vez, usted tendrá que hacer algo, ¿no? O los vecinos sospecharán que hay algo turbio, sucio, alguna maldad, entre esas personas que quieren hablar contigo; y que tu actitud de rechazo a dialogar para resolver el problema, hace que te vean como una loca, maleducada, que desafía toda acción en conseguir solucionar esa cuestión que tienes con esas personas que no parar de llamar a tu puerta.

No puedes negar un problema con tu vecino, con tu esposo, con tu compañero de trabajo, aportando montones de palabras de chuscarrados de mercado, de hacerse el gracioso para ganarse al populacho que no se entera de nada. Porque, quieras o no, el problema sigue estando ahí.

 

 

3572. La disfunción entre dos personas, es responsabilidad de las dos personas, Nunca hay sólo una víctima y un verdugo, pues los dos pasan a intercambiarse los papeles a cada instante. Creerse que alguien es absolutamente bueno y otro totalmente malo, eso es tan infantil como jugar a la pelota en medio de la calle. Todo está relacionado, unido, de manera que, para solucionar un problema, se han de solucionar todas las ramas de ese problema. No cortar una rama que a mí me molesta, me cae antipática, sino todos los problemas han de desaparecer para que llegue la paz, el fin de los conflictos.

 

 

3573. No seas tan rotunda, dogmático, te creas que todo lo sabes; pues nadie sabe todo, siempre falta algo. Por eso, a la hora de generalizar en según qué cosas, no se puede. Uno no puede decir que los ingleses son estirados, o los americanos un tanto asalvajados; pues eso es algo que hay, pero no la generalidad de las personas.

 

 

3574. Cuando ya tenemos una idea fija de lo que tiene que ser la realidad, la vida, la sociedad, es cuando empiezan los problemas. Tu idea política, religiosa, económica, sexual, etc., si choca, entra en conflicto con los demás, quiere decir que no sirve. Pues en la vida, sin una buena relación con las personas con quienes convivimos y nos relacionamos, no tiene ningún sentido ni valor.

De manera que todo lo que nos divide, por sagrado, bien visto, ganancial que nos parezca, si es que queremos la paz de verdad, ha de ser descartado.

 

 

3575. En tanto tiempo que tuvo -40 años- el nacionalista centralista fascista, general golpista Franco, y sus fanáticos colaboradores, seguidores, de arreglar esa situación, para que las generaciones venideras no la tengan que sufrirla, pero no lo hizo. Porque, el dictador sabía que la solución, es la libe4rtad, la independencia. Y todo dictador militar, amigo y colaborador de Hitler y Mussolini, no podía permitirse el lujo de ser demócrata, humanista, flexible, con empatía, con compasión por los menos afortunados. Entonces, la solución que dio fue más penas de muerte de jóvenes, la policía que parecían locos salvajes incapaces de contenerse, las cárceles llenas de torturados, de presos. Pero el muy descarado, no lo solucionó y lo pasó a la actual generación, que somos nosotros.

O sea que, esa cuestión que tanto les disgusta, la tienen que solucionar ustedes. ¨Tienen que morir al pasado, al imperio español, al centralismo descarado, ladrón, cazurro, atrasado y paleto. Y ser modernos, humanistas, verdaderos demócratas, cosmopolitas, sin miedo a hablar de todo, de la verdad; porque no tienen miedo de nada de lo que hacen. Y para ello, es preciso tratar adecuadamente a los vecinos, respetarles, darles toda la libertad que necesitan. Ustedes lo saben. ¿Qué van a hacer, lo mismo que el fascista sanguinario dictador militar, no hacer nada, sólo represión, creando e inventando leyes que están exclusivamente inventadas para sostener lo insostenible, aplastar la necesidad de la sagrada y precisa libertad, y que todo el mundo moderno y civilizado se ponga en contra de esas actitudes inhumanas, fascistas?

 

 

3576. Cuando algo lo parece insistentemente mucho tiempo, hay que estar muy despierto, completamente atentos a todo lo que pasa, ocurre, informarse e inquirir, porque tal vez, eso es verdad.

 

 

3577. Si tú entiendes por qué te emocionas y asumes todos los problemas de ser español, entonces podrás comprender a los otros que son como tú, pero no son españoles. Todo es tan fácil, pero no sé qué pasa que todo lo complican. Tú eres yo; yo soy tú; todos somos lo mismo en lo psicológico: tenemos miedo, queremos estar seguros, queremos que nos amen, respeten, sean civilizados con nosotros. ¿Dónde está la diferencia? No la hay; la hemos inventado nosotros.

 

 

3578. En el momento en que alguien se opone a la plena libertad de otro, esa persona tiene un comportamiento carca, fascista.

 

 

3579. Y la perla que llevas colgada, de la hoz y el martillo estalinista, ¿no te la ves? Iósif Stalin, otro dictador sanguinario, brutal, cruel, como todos. ¿Qué tienes de ese señor que llevas colgados sus símbolos? 

 

 

3580. Si no estuviera el problema que lo causa, eso que tanto nos molesta, no sucedería. Te das golpes en los pies con la mima piedra; pues hasta que no solucionen el problema todo será lo mismo. Es como si estás peleado con un hijo tuyo, todo son malas caras, malas intenciones, malas acciones, Fes la pau. Haz la paz.