Torni Segarra

Seleccionar página

1986. Pero, ¿no te das cuenta que quieren volver a imponer las mismas maneras del dictador Franco? Es que les gusta ser franquistas, son hijos de franquistas, que no se han liberado del fascismo que llevan en las neuronas, en la sangre. Y no es sólo la reválida, es la ley mordaza; el multar por ir a una manifestación; la obstinación de querer arreglar los problemas, sin querer aceptar que España no es lo que ellos quieren que sea, como hacía Franco, y por eso tienen pánico a la libertad, a la inteligencia, y se convierten en cazurros, subdesarrollados. 


Es como vivir encima de un polvorín, pero son tan estúpidos que dicen que eso no es un polvorín. Y eso es, porque están cebados, roban de todo, están apoltronados, la corrupción está en cada cosa que hacen, todas las instituciones las dominan, tienen abundante dinero; es decir, se han hecho adictos a la maldad, han desarrollado la indiferencia al dolor y al sufrimiento que generan a los menos afortunados. 


Pero, el polvorín sigue estando bajo sus pies, donde viven en sus casas, en sus ciudades, por todas partes. Luego que no bramen, cuando las consecuencias de esa imprudente manera de vivir, les persiga por todas partes, que no se dediquen a decir que los que cuestionan sus maneras, son terroristas, comunistas, antisistema. Pues lo que son, es anti el sistema de ellos, no del sistema que resuelve los problemas; y eso, sólo se arregla rebajando sus ingresos, sus gastos, rebajando sus prebendas, rebajando su corrupción, sus mentiras y falsedades. Es decir, cambiando su manera de vivir egoísta e insensible al dolor que generan.

 

 

 

1987. Parece que os habéis convertido en tontos, que no saben nada. Cuándo en una casa donde hay hijos pequeños empiezan a ser desobedientes, causando toda clase de molestias, antipáticos con los padres, no colaboran con ellos, verdad que la psicología dice, que algo están haciendo mal los padres. Pues ellos, son los que mandan, dirigen el lugar donde viven todos juntos, que ellos son los responsables ineludibles en esas situaciones. Porque, los niños son el producto sus padres, de la manera cómo viven, los han educado. Pero, desafortunadamente no ven esa responsabilidad y se hacen negligentes, perezosos, egoístas; torpes, que siempre están ganando dinero para derrocharlo en caprichos y banalidades; sin poder atender al orden preciso de la casa, que incluye estar atentos a los hijos, vivir realmente con ellos, participando de todo lo que hacen, necesitan.

El que manda, es el que tiene la responsabilidad. Y depende de lo que haga, convertirá su vida, y la de los demás, en un infierno lleno de caos y anarquía; o en un lugar, donde uno se siente a gusto con las personas con las que convive.

 

 

 

 

1988. Pues, parece ser que, si vuestra manera de educaros es la que creéis adecuada para todos, ya que decís que los otros son ineptos y han de ser reeducados en la vuestra, entonces sí que estamos acabados. Pues parecéis, viejos carcas, subdesarrollados.

 

 

 

 

1989i. Es lo que tienen los que se agarran a la poltrona, están mucho tiempo en el poder: creen que todos son vasallos, siervos, de ellos, que no sirven para nada, a los que hay que dirigir, mandar y tratar como si fueran retrasados mentales. Y así, ellos poder seguir con su corrupción, robando, haciendo toda clase de maldades, que de tan graves son indecibles.

 

Por eso, su principal obsesión es reprimir, oponerse a la libertad e independencia, a todo lo que se les escape para proseguir con su enloquecida manera de vivir, convirtiéndose en tiranos, dictadores. Lo que les hace vivir en un bucle sin fin, de represión, protesta, reivindicación, crueldad y violencia. 

 

 

 

1990. ¿La constitución es una religión dogmática, fanática, integrista, que no se puede tocar, evolucionar, reformar o cambiar? Y si es así, como la presentáis, como es, eso quiere decir que vosotros también sois como esa constitución.