Torni Segarra

Seleccionar página

369. Nosotros no somos los reyes de la mente, la luz de la conciencia que ilumina la mente, la luz que es la existencia eterna, la libertad felicidad absoluta e ilimitada. Nosotros participamos de todo ello cuando el ego deja de operar, desaparece. Por tanto, el problema está en la comprensión total de ese ego, comprender la manera cómo opera, cómo es su actividad. 

Ahora el problema está en verlo de tal manera, que en ese ver todo lo que es el ego genere una acción total; donde el ver y la acción sean la misma cosa. Como ver un peligro y apartarse a la vez de él.

 

370. Es decir, que siempre vemos la vida de verdad, la tomamos en serio, cuando tenemos un tropezón. Mientras no haya nada que altere la rutina, somos torpes en la percepción, en la comprensión, y por tanto en la acción.

Lo que quiere decir que el dolor, la perturbación, la alteración de la rutina, es lo que nos enseña, es nuestra enseñanza.

 

371. El sexo sin amor se convierte en un problema, al igual como sucede con todas las circunstancias y relaciones de la vida.

 

372. Muchos valencianos conservadores, de derechas, el destino les ha llevado a la situación siguiente: ellos se sienten primero nacionalistas centralistas españoles, y después valencianos; la derecha nacionalista centralista española al querer vencer, ganar el poder, lo usa todo para ello, y entre ese todo está la amenaza del catalanismo, de que el catalanismo que hay en Valencia, se una a los Países Catalanes. Y esa posibilidad, llevada y repetida hasta la histeria, ha desbocado el miedo, el odio a todo lo catalán. De manera que nada más le queda que entregarse en los brazos de los nacionalistas centralistas españoles, que tan bien encarnan la derecha, carca, facha del PP.

Y es por eso, porque no encuentran otro partido tan anti catalanista como el PP, que se han quedado atrapados fatalmente en él; de manera que hagan lo que hagan -ser los más corruptos de la historia reciente-, les van a votar, les van a seguir votando. Porque es tanto el odio, el miedo a todo lo catalán, y el afecto y el cariño a todo lo que sea el nacionalismo centralista español, que no ven más allá de su miseria humana en la que están atrapados.

 

373. El que no sea cofrade que no coja la vela.

 

374. Esa costumbre de torturar y asesinar a los toros, tiene en la base la inmoralidad de la desigualdad. Pues una lucha a muerte, planificada por los hombres, entre un inferior y vulnerable animal y una persona es desequilibrada, injusta, sin ninguna dignidad ni para el hombre ni para el animal. Ya que el hombre se convierte en corrupto al aceptar y planificar dicha matanza; y el animal se le condena y se le hace indigno, al no poder ser él en todo su esplendor, grandiosidad y belleza.

Y por eso, esa costumbre cruel e inhumana, tiene ese tufo de derecha, carca, facha.

 

375. El crecimiento espiritual, humano, es una ilusión. Pues para querer y amar a un animal, para querer y amar a un ser humano, no tengo que aprender. Tiene que comprenderse ahora, en un único instante, no dándole más tiempo.

Verdad que sería absurdo que fuéramos a casa de un vecino a preguntarle. ¿cuándo es la reunión de la junta vecinal, la que se encarga de gestionar el edificio?, y nos dijera: ‘No te puede informar, porque todavía no te amo bastante, dame unos días o semanas y te amaré para poder ayudarte’

 

376. Por eso, no miremos la cantidad, ni los éxitos mundanos que conseguimos. Miremos el orden que generamos, que nada tiene que ver con el orden del poder, de los poderosos, del establishment. El orden es el amor en acción, es decir tener compasión por todo lo que tienen vida.

 

377. Dios es amor, el cuidador de la vida desde que nacemos -y mucho antes aún, es decir desde toda la eternidad-. Pero nosotros somos los cuidadores de las personas con las que nos comprometemos, y con todas las demás también.

Y eso sólo puede ser, si uno se tiene amor así mismo para poderlo ofrecer a todos los demás.

 

378. La esencia del amor es comprender que yo soy tú, y que tú eres yo. Por tanto, si tú te conoces, también me conoces a mí. Y esto es lo que nos hace que seamos compasivos, llenos de amor.

 

379. La vida para saber lo que es, su verdad, hay que pasar por ella: todo lo que nos proporciona a cada cual y también ir más allá.

 

380. Lo que más odiamos en los demás es porque lo vemos como si fuera nuestro. Que, en realidad, también lo es y por eso cuando lo vemos en los demás lo reconocemos.

 

381. Todo está en acción, cambiando, vibrando. Sabiendo que todo eso nos afecta queramos o no. Y de la manera cómo respondamos va a depender nuestra vida, cómo la vivamos, cuál es la relación con las personas.

 

382. Lo que no venga de dios, que no llegue a mi vida’.

Pues creo que seguramente todo viene de dios. Porque si dios es el creador, todo poderoso, todo ha de emanar de él. Si dios fuera energía, toda la energía sería dios.

 

383. Mucha energía, mucho trabajo, mucho dinero, invertido para la construcción del lugar donde se consume tan macabro espectáculo de torturar a los toros, asesinándolos violentamente, por diversión, entretenimiento.

 

384. La vida lo arregla todo para darnos lo necesario para poder sobrevivir. De lo contrario ya estaríamos muertos, sin esa protección. Por eso, cada instante de la vida es un milagro, el que no cese la vida y prosiga.

 

385. El amor al poder es ser, es el devenir, el futuro. Y como todos queremos lo mismo -ser los mejores, triunfar, conseguir-, todo se convierte en una lucha de todos contra todos.

De manera que si no comprendemos cómo funciona nuestro pensamiento, nuestra mente, su miedo y temor por todo, no podremos salir de esa dinámica de lucha y conflicto.

 

386. Si decimos que solamente somos nosotros los únicos responsables de nuestras decisiones, como si decimos que no, ¿eso tiene algún sentido verdadero, entendido éste como la unidad, la interrelación de todo lo que existe?

Nosotros puede que seamos responsables y puede que no. Dejémoslo ahí, ya que el que dice que sabe, es que no sabe, porque todo no lo podemos saber.