Torni Segarra

Seleccionar página

2016. ¿Se imaginan si toda esa algarabía se hiciera aquí, o en Francia, lo qué sucedería? No duraría mucho, porque las autoridades no lo consentirían. Primero, la policía y el ejército no dejaría manifestarse; luego, dirían a los periódicos, a las televisiones, que no emitieran reportajes, etc., de los que se manifiestan, de esos que lo hacen, para protestar contra el paro, el mal funcionamiento de los servicios sociales, la falta de libertad y sus leyes represivas.

Hace unos meses, hubo un levantamiento en Francia donde millones de personas por todo el país, protestaban contra las medidas económicas, inmorales, contrarias a los menos afortunados, que no tienen influencia ni poder; y que, en pocos días todo se silenció, y con la represión policial, etc., desaparecieron de los medios informativos -estos días han intentado volver salir a la calle para manifestarse-.

 

 

 

2017. Estas personas que tienen la piel tan fina, que parecen hijos de papá, que reflexionen un poco para así poder verse, darse cuenta que son nacionalistas españoles, centralistas, fachas dictadores, que no se mueven, inmovilistas clavados como los postes al lado de la carretera. Que recuerden que, negarles a las personas la libertad, es uno de los peores crímenes contra la humanidad; que provoca las peores consecuencias. Y estos tiranos dictadores, sí que hacen de verdad daño, tanto con palabras como con hechos.

A ver si piensan un poco, dense cuenta de su nacionalismo centralista, español excluyente, apisonadora brutal, cruel. 

Puede que ustedes no se den cuenta; y por eso, se los estoy diciendo. Porque a veces uno está encima de la montaña y pregunta: ¿Dónde está la montaña?

 

 

 

2018. Señores, ¿matar a un policía en una manifestación callejera, eso es accidente, delincuencia, terrorismo? ¿Qué les parece si eso pasase aquí donde vivimos? Qué haría el gobierno, y los que tanto braman cuando eso pasa aquí, y ahora callan, han desaparecido, están mudos, silenciosos.

 

 

 

2919. A ver, cuándo publicarán unas fotos, y sus comentarios, con las matanzas de niños, ancianos, mujeres, la destrucción de sus casas, apartamentos, que está ocurriendo ahora mismo en Yemen, en Kirkuk, en Mosul, y no sólo en Siria, por los bombardeos de la guerra. No importa quiénes son los que bombardean, hacen la guerra, lo que importa es que vivan de manera para que no generen las condiciones para que no haya refugiados, migrantes, brutalidad, crueldad, violencia, matanzas.

 

 

 

2920. ¿Puede un nacionalista español centralista y un nacionalista catalán independentista, entenderse? Deberían de entenderse. Pero para que dos se entiendan en un pleito, en un contencioso, han de saber que hay que estar dispuestos a renunciar a algo que se creen que sólo es suyo. Por eso, el que más tiene, el que manda más porque tiene más poder, es el que por eso parece un tirano dictador, y es el que más tiene que perder. 

De ahí que el más poderoso, como tiene tanto que perder, sobre todo materialmente, se resista y adopte actitudes déspotas, sin importarle la crueldad y la maldad que genera, además de poner en peligro su vida y la de los demás. Y, entonces, ya no se acurdan cuando hablaban de lo adecuado de la paz, de la ausencia de la violencia, del fin de la violencia y sus muertos. Pues todo conflicto, es violencia, ya que el conflicto es su raíz, el que la genera. Y para que no haya conflicto ha de estar la justicia viva, activa, llena de vigor, y sin miedo, y paridad, empatía, ser honesto y no corrupto, sin mentir para conseguir una ganancia, un deseo de la clase que sea su objetivo.

 

 

 

2921. En tanto que les cuesta solucionar los que están mal enterrados en los campos, cerca de las carreteras, que fueron asesinados, fusilados al acabar y en la guerra civil, y tanto que les gusta rememorar a sus víctimas, que no son más que muertos como todos; pues la muerte es lo que más comunes nos hace, lo más igualitarios.

Los muertos, ya no sirven para nada. Y el que los recuerda se ensucia la mente, su energía, se hace flojo, torpe, romántico fanático; perdiendo el tiempo, su energía; energía que los únicos que la necesitan son los vivos.