Torni Segarra

Seleccionar página

5727. ¿Ya se acaba? Pero si eso nunca se acaba. Cada vez que hay una reclamación de respeto, de justicia, de libertad, por agravios, a los que se les pide, que se resisten y dicen que es ilegal, dando carpetazo a la reclamación. No se enteran. Porque es como creer que porque, cuando en su momento después de abolir la esclavitud ya no se podía reclamar respeto, igualdad, fuera los ladrones explotadores descarados crueles e inhumanos. Cuando eso no tiene fin. Porque es la lucha por la vida, su dignidad, su libertad. 

 

5728. España, ¿es mejor? Toda para ti. Te la regalo. 

 

5729. Esa es aún peor. ¿Qué no te enteras? 

 

5730. La victoria de los opresores, de los agraviadores, de los ladrones, que se aferran a su ley que han inventado para su beneficio, es la victoria de los descarados, de los que no tienen vergüenza. Toda para ti, para vosotros. 

 

5731. Hace unos días a raíz de las maneras torpes de la CUP, dijiste en TV.3, en el 324, que puede que no crean algunos que cuando la CUP dice que no, es que no. Tal vez,  es porque crean que todos los partidos  son iguales. Todo elogiándolo. 

Por lo tanto, si no quieren el candidato propuesto para presidente, por qué no lo dicen desde el mismo principio? Por qué, actúan anárquicamente. La anarquía está bien para ir camino a través. Pero en política, en la Universidad donde tú das clases, ¿tiene cabida la anarquía? 

Pues, tus compañeros de partido también lo son de corruptos -tú lo sabes y calláis-, como todos los políticos para no perder la silla y el dinero, el poder y la vanidad. 

 

5732. Comentarios a un foro que hablaba de la CUP y sus maneras. Por cierto, aunque defendía a la CUP , estaba contento porque todo se iba a pique, ya que está contra la independencia. Pues, él es español -como todos nacionalista centralistas-. Y, este problema con los españoles también lo tenéis vosotros. Por mucho que digan que no, que están a favor de un referéndum para votar si se quiere o no la libertad, no podrán dominar a todos sus votantes españoles centralistas. Incluso podría por esta afirmación a favor del referéndum, perder muchos votantes. 

 

5733. La ausencia de inteligencia, es lo que nos hace que luchemos con los demás, para derrotarles y vencerlos, es lo que hace que nos esforcemos y nos convirtamos en brutales, crueles. Pero eso no termina ahí, pues la inteligencia, que es libertad, tiene todas las puertas -posibilidades- abiertas. 

 

5734. La esperanza se convierte en una trampa porque es una invención nuestra, del ego, del ‘yo’. Y todo lo que venga del ‘yo’ es falso, producto del miedo, de la ignorancia.

 

5735. La necesidad es la ley natural, tan exacta y precisa como un reloj. De manera que si queremos tener un cuerpo saludable hay que respetar la ley natural: tengo sed, bebo; tengo hambre, como; tengo sueño, duermo; tengo ganas de actividad, hago algo. 

 

5736. En el ámbito psicológico la palabra todo, saberlo todo, lleva al desorden y la confusión. Porque nosotros somos una parte del todo. Y la parte no puede abarcar al todo. 

 

5737. Los membrillos hacen tonterías. Pero, las sandeces, que algunos las ven como tonterías, resulta que son robos, acciones de ladrones. 

 

5738. Pero no nos olvidemos, que de la misma manera que hay muchos que nos quieren, y les gustamos, también hay otros que nos aborrecen y les disgustamos. 

 

5739.  Primero, habrá que ponerse de acuerdo en qué es la felicidad. Pues para unos puede que sea un paseo en silencio. Y para otros tener abundante dinero para gastarlo en viajes, en coches, en chalets, en vivir como un rico. 

Segundo, puede que uno con poco llegue al máximo de su felicidad. Y otros, necesitar muchísimo más para llegar a su máximo, llegar a serlo

 

5740. El padre en realidad sólo sirve para procrear, para embarazar a las parejas. Luego puede que todo sea un generador de peligros con su brutalidad masculina. 

El afecto de cualquier manera y procedencia es como todas las cosas: si hay poco, como si hay demasiado, es pernicioso. Pues atonta, nos debilita al hacernos románticos, vanidosos, llenos de sensualidad.  

El afecto es como la comida: la que hay, hay que comer. Buscar donde no hay, es una pérdida de tiempo.