Torni Segarra

Seleccionar página

2717. No os hagáis muchas ilusiones que la política siempre trae corrupción, que al principio como todo lo que nace no se nota casi -aunque en el caso de la alcaldía ya ha habido algo con el empleo de su marido que aunque no es ilegal, es de muy mal gusto, de aprovechados con todo el mal ambiente que provoca entre el personal; el problema de los manteros y las tiendas que pagan impuestos, que les interrumpen la actividad de sus negocios-. Eso no quiere decir que no hagamos nada, sino que hay que estar desapegados, no atrapados por nada ni por nadie, porque desafortunadamente el desastre ha de venir: la corrupción, la inmoralidad.

 

2718. A lo mejor los que te engañan son los que tu crees que dicen la verdad. Hay que estar muy despierto, cuestionándolo todo, y a todos, para poder ver la verdad -que no es ni tuya ni mía ni de nadie, sino lo que es, y no inventar lo que yo querría que fuera, nos guste o no-.

 

2719. ¿Sólo hay eso después de tanto tiempo y aparato: ‘se están buscando posibles traspasos de dinero entre la fundación y el partido’?

Si hoy fueran las elecciones, mañana todo habría acabado. Se encararían con otra cosa entre ellos, con los socialistas, Podemos, Izquierda Unida, Compromís. Esa es la dinámica. No hay más. Es lo que hay.

 

2720. Pues si te fías de esos que has mencionado, tendrás que seguir como ahora: escuchando mentiras, viendo como se hacen ricos, poderosos, intratables, indiferentes, indolentes. Los pobres les molestan, como a todos los ricos, los poderosos, los que mandan. Por lo que ellos, se ven abocados a proseguir la vieja política aunque con la cara lavada.

Mira los primeros que decían que estaban a favor de los pobres, los menos afortunados, como han acabado: orondos, ricos, intratables, medio locos por vivir en la hipocresía, la mentira.

 

2721. Por supuesto hay quienes no podrán escribir correctamente, ni estar informados de una fuente seria. Ahí no hay ningún problema mientras se les entienda. Pero eso no quiere decir que digan tonterías, insultos, esparzan su mala baba, mentiras, pues ellos ni nadie saben lo que realmente sucedió, sucede.  

 

2722. Pues anteayer en la sesión de control, de seis horas, todos los políticos estaban embobados con las palabras, nadie tenía argumentos para cuestionarlo, callaban y parecía como si se hubieran fumado un porro: quietos y embelesados.

Eso sí, al día siguiente con la resaca a decir pestes, tonterías, mentiras, vaguedades, sacar todo el veneno, la envidia de no poder hacer nada contra él, al verlo tan sereno, como un maestro que instruye a los alumnos.

 

2723. Muy bien. Pero entonces lo que sucede en París, en Londres, en Madrid, Sevilla, Nueva York, etc., en esos sitios sucede lo mismo que aquí -no lo estoy justificando-. Sino informando que tal vez no hay remedio, como no lo hay para el que no sabe escribir ni leer porque se ha criado en el monte y es pastor.

Si lo vemos, entonces no nos volvemos medio locos, porque esa actitud nos va a generar malas consecuencias. ¿Se pueden quitar los reyes, sus prebendas y beneficios, inmunidad jurídica, sus riquezas, etc., de la noche a la mañana? Teniendo palacios por allá donde van, mientras cada día se desahucian a personas que no tienen nada y se van a la calle a vivir de la caridad de los demás.

 

2724. Si no das una solución, eso quiere decir que todo son celos, envidia, rabia acumulada. Es como si yo no comprendo que tu casa está mejor arreglada que la mía, que tu coche corre porque es más potente. Y si yo no comprendo que tú vives así, sacando más dinero que yo de donde sea, me volveré loco de celos y envidia contra ti, todo lo que hagas, digas, vayas o no vayas, me producirá asco, repugnancia. Pero cuando me doy cuenta de lo que soy -pongamos que no me gusta mucho la actividad, la ansiedad, el desenfreno, o soy viejo, invalido, no muy afortunado, o ciego o sordo, o cualquier cosa que parece desfavorable- entonces todo cambia en ti, lo ves como algo que no es tuyo no lo quieres, porque sabes el sufrimiento y el dolor que eso genera en los demás, ya sea que vivan cerca, como al otro lado del mundo.

 

2725. El miércoles te vi cuando informa al Parlamento. Pude ver la sesión hasta las nueve. Y me impresionó lo entero que estabas, lo bien que lo hiciste.
Sólo hay un problema, los que van contra ti, contra Cataluña, su lengua, etc. Sin embargo, las cosas son como son. Es como si fuera nuestro destino que nos traba y nos obliga a hacer lo que hacemos, queramos o no.