Torni Segarra

Seleccionar página

 

5406.  La focalización en un objeto, una idea, una persona santa, sagrada, ¿es eso meditación? No. Porque donde hay un centro con su periferia, que genera la focalización, la concentración, ahí está la división y el conflicto.

 

 

 

5407. Creer que uno es el único que puede ayudar a otro, es justo lo contrario porque ahí está la soberbia, el ego, operando. Y el ‘yo’, el ego, sólo generan desorden, cuando lo que necesitamos todos es el orden.

 

 

 

5408. Ese es el dilema que todavía no se ha resuelto: si la enfermedad es sólo material o psicológica -soma o psique-. Así que, puede que la mente deprimida, alterada, desequilibre al cuerpo y éste enferme. Pero puede primero el cuerpo mermar, empezar a estropearse, y la mente al percibirlo se deprime, le entra tristeza, frustración al verse en tal estado tan desgraciado, necesitado de ayuda de los demás. Complicándolo todo aún más.

 

 

 

5409. Por eso, las palabras tienes escaso valor. Pues podemos decir no, cuando queremos decir sí, o ninguna de las dos cosas. Lo que importa, lo verdadero, son los hechos en la vida cotidiana, de cada día.

 

 

 

5410. Demasiado pelota amiguete con un facha de derechas. ¿Por qué será? ¿Y la dignidad, honestidad?

 

 

 

5411. Lo mismo para los países, naciones: sin paridad, si hay tiranía, dictadura, sin igualdad, no puede haber democracia.

 

 

 

5412. No sorprende. Porque los hombres somos: Queremos pero no podemos. No queremos la corrupción de otros, pero nosotros lo somos.

 

 

 

5413. Lo que sea dios será la nada. Por eso la nada es dios. Y dios es la nada.

 

 

 

5414. Tan segura estás, Pilar. El que dice que sabe es que no sabe. Porque todo no lo podemos saber.

 

 

 

5415. Ya que hablas de la ley, no sé si te has dado cuenta de que hay otra ley, pero que no está escrita. Es la ley que hizo posible que todos los imperios europeos tuvieran que abandonar las tierras invadidas en América, Asia, África. Todos ellos cuando los dueños de la tierra les dijeron que querían independizarse, liberarse de los ladrones que les habían robado su tierra, se pusieron como locos. Diciendo que eso era ilegal, que era preciso respetar la ley, que era un golpe de estado contra el establishment.

 

Como no querían de ninguna de las maneras dejarlos libres en su tierra, apareció la violencia y la guerra, con todas sus barbaridades y matanzas.

 

Al final, después de varios años con violencia, etc., los europeos tuvieron que retirar su ley -que era la ley inventada de los reyes invasores; toda ley es un invento del que manda para favorecerse, protegerse por las maldades que hace-. Y se sometieron a las nuevas leyes o se marcharon.

 

Es decir, que la ley que no está escrita, como siempre, ella gana a la corta o a la larga, porque esa ley es el amor. El amor que derrota dictaduras, tiranías, invasores, explotadores, negreros esclavistas, locos por el dinero, por el poder, ególatras.

 

 

 

5416. Un nacionalista, no. Un amante de libertad. Lo más sagrado que hay es la libertad. Porque la libertad es amor.

 

 

 

5417. Por algo será. La violencia y la guerra no salen de una pared en blanco. Han de tener un motivo.

 

 

 

5418. El odio sólo desaparece cuando vamos más allá de él. Aunque él sigue estando ahí, pero ya no nos afecta, arrastra.

 

 

 

5419. Cuando se abre una puerta puede que haya alguna sorpresa. Y sólo lo sabremos cuando la abrimos.

 

 

 

5420. Tú estás adoctrinado, yo también, todos. Pero, hay que gestionar el condicionamiento que todos tenemos. Y cómo el gestionamos, ahí está la diferencia.

 

 

 

5421. Pero tienes que decir que todos los nacionalismos hacen lo mismo.

 

 

 

5422. Todos los que tienen banderas dividen a la sociedad.

 

 

 

5423. Todas las banderas son excluyentes.

 

 

 

5424. La tuya también.

 

 

 

5425. Estamos en paz, pues.