Torni Segarra

Seleccionar página

2741. Lo más difícil es perdonar el daño que nos hayan hecho. Nosotros no queremos que nos hagan daño, pero el hecho es que nos lo hacemos. Pues la vida es una lucha por sobrevivir, que a veces se inflama, ya que siempre la vida no es de la misma manera: hay tiempos de calma, de bonanza y bienestar económico, de respeto que nos puede contentar. Pero hay otros que la irrespetuosidad, la arbitrariedad, el autoritarismo, la injusticia, se presenta de manera que los que la provocan y la sufren han de luchar. Pues el equilibrio se ha roto y todo parece insoportable, llegando el conflicto, la violencia y su crueldad.

 

Cada parte, cada bando, como siempre cree que tiene razón, está en posesión de la verdad, de manera que están abocados a la pelea, la violencia, la matanza.

Pero como a todo le llega el final, aunque ninguno está curado de su maldad que ha hecho de motor para soportar la lucha, la guerra, prosiguen dándose ahora la culpa de ser el origen de todo lo sucedido.

 

De manera que es una paz forzosa, por agotamiento, no interna. Por lo que, como siempre, en cualquier momento puede reaparecer esa lucha, violencia, muerte. Todo depende de la energía de los contendientes, si están bajos de energía, débiles, no harán la guerra. Pero si están pletóricos, llenos de ganas de hacer valer lo que ellos creen su razón, su verdad, todo puede volver a suceder.

 

Lo que quiere decir, que hay que descartar lo que nos divide, agravia, disgusta, lo injusto, lo brutal, la imposición autoritaria, queriendo no volver a las maldades, renunciando a los recordatorios inflamables, hurgar en las heridas intencionadamente como un arma y manera de luchar contra el contrario.

 

 

2742. Creo que tienes una visión de la realidad distorsionada, equivocada. Cada día tengo que ver los noticiarios de las televisiones generalistas, se supone que es para todos allá donde pueda llegar la emisión. Pero lo curioso es que sólo parece que exista Madrid en la tierra, se mea un gato y es noticia, cualquier excusa para ensalzar, alabar, hablar de Madrid.

Y en lo estrictamente político exactamente lo mismo: sólo es bueno lo que sale del gobierno nacionalista centralista de Madrid. Mienten, arreglan los montajes para que lo que es bueno para otra cadena, ellos lo presentan como malo de verdad, son sinvergüenzas, desacatados, indolentes e insensibles, son como magos. Pero no lo son porque nos damos cuenta y cambiamos o cerramos la emisión.

 

El problema, y muy grave, está en los que no se dan cuenta y se tragan todo el vaso de veneno, que es el odio que se nota en estos foros y en cualquier otro lugar.

 

 

2743. Hablas de honorables en un sentido despectivo y denigrante. Yo voy a intentar que no sea, que sea sólo una información: empezando por la monarquía, la conferencia episcopal española -los obispos-, todos los ministerios, los banqueros e intrigadores corruptos, todo los que hay en una gran ciudad donde van a sacar tajada, toda la farándula, la vanidad, la mundanalidad, ¿no crees que está ahí donde vives?

 

 

2744. ¿No te das cuenta que eso mismo te pasa a ti, a vosotros? ¿Por qué te crees que eres especial? Eso es ignorancia, eso no es la realidad. Eso es una realidad que tú te has inventado porque te conviene. Y eso también hacen lo mismo los otros. ¿No te das cuenta que todos pisamos esta misma tierra y no podemos dejar de hacerlo?

 

Es el ego, el ‘yo’, que te se ha infamado el que provoca todos los problemas como yo soy el mejor, soy mejor que tú, que los demás. Pero la trampa, por eso he dicho que es ignorancia, está en que todos, pero todos los demás dicen exactamente lo mismo que tú.
 

 

Por tanto, cuando lo ves hay una oportunidad de ir más allá de esa miserable y mezquina manera de vivir, de yo si que puedo hacer lo que quiera, pero tú no puedes y no te dejaré.